Ir a contenido

¡Ojo con Pokémon!

La Guardia Urbana, Tráfico y la OCU alertan de los peligros de la 'app' de Nintendo que arrasa en todo el mundo

Decenas de usuarios juegan a diario en Barcelona a pesar de que la aplicación todavía no está disponible en España

MARIA IGLESIAS / BARCELONA

La nueva aplicación de Nintendo desata la locura entre los jóvenes de Barcelona / RICARD FADRIQUE

El furor que está provocando el juego Pokémon Go en todo el mundo ha llegado a Barcelona. Y los especialistas en seguridad y movilidad, junto con las asociaciones de usuarios, ya están avisando de que, como toda fiebre, la 'app' de Nintendo puede tener consecuencias indeseables. En especial posibles accidentes, aunque tampoco se descartan la descarga de virus junto con las versiones no oficiales, los sobrecostes de tarifa por las microcompras y el uso de datos que consume la aplicación, intromisiones en la intimidad de los usuarios debido a las geolocalizaciones o posibles interacciones con el gmail.

La Guardia Urbana de Barcelona ha sido una de las primeras policías que han dado la alarma con un tuit publicado el pasado miércoles en tono desenfadado, en el que advertía: “Padres y madres, pactar con vuestros hijos dónde y cómo jugar al Pokémon Go. No queremos un ‘game over’ imprevisto”. El mensaje va acompañado de una foto en el que se ve un coche que está a punto de atropellar un ‘Eevee’, una de las criaturas del juego.

En la misma línea, la Dirección General de Tráfico ha colgado un mensaje en su cuenta de Twitter con imágenes de los populares dibujos, en los que recuerda que si se va caminando y mirando el móvil se corre el riesgo de sufrir un accidente. Y añade: “No te la juegues por una distracción”. El servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid también se ha sumado a las advertencias con este aviso en las redes sociales: “O conduces o buscas 'pokemon'. ¡Las dos cosas a la vez no! Te lo dice ‘Pikachu” (la criatura más popular de la saga).

AVISO PARA PADRES Y EDUCADORES

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también ha advertido a padres y educadores de los "riesgos" de este juego, que funciona utilizando la geolocalización y la realidad aumentada. La organización aconseja no descargar la aplicación hasta que no esté disponible oficialmente a través de Nintendo, ya que puede generar problemas o virus.

También recomienda que se estudien con atención las próximas facturas del móvil, porque a medida que se avanza en el juego es necesario hacer pagos a través de microcompras de la aplicación. "Es necesario controlar estos gastos adicionales para no encontrarnos con facturas excesivas", según la entidad, que recuerda que el juego consume los datos contratados en las tarifas y la batería del móvil a gran velocidad.

Nick

Turista de eeuu, 21 años

No es como las consolas de Nintento, donde hay un mapa prefijado y con límites.Todo el mundo forma parte del juego, cada calle y cada rincón"

Además, la OCU hace hincapié en los riesgos que puede suponer el juego para la integridad física de las personas. "Estar constantemente pendiente de la pantalla del teléfono a la vez que caminamos puede llevar a olvidarnos de coches, semáforos y otros peligros", avisa.

Otros factores que conviene conocer es cómo puede afectar el acceso al gmail por parte de la aplicación y, por supuesto, tener en cuenta que, como con cualquier juego o tecnología, es importante limitar el número de horas al día que se le dedica porque puede producir adición.

Como ocurre en el resto del mundo, entre los usuarios del juego abundan aquellos jóvenes que crecieron con la serie y los adolescentes aficionados a los videojuegos en general. A pesar de que el producto no ha llegado oficialmente a España, en Barcelona ya se han llevado a cabo encuentros entre aficionados, como el organizado este jueves en el Turó Park.

Marta

Catalana de 23 años

Es un juego que engancha. He pedio que me amplíen la tarifa de datos que tengo, porque ahora no puedo jugar mucho cuando salgo a la calle"

POR TODA BARCELONA

Pero esta quedada no era el único punto donde los jugadores buscaban a las criaturas de la serie con la cámara del móvil en ristre. Era posible hallarlos en muchos lugares, desde turistas de visita a jóvenes que aprovechan el 'wi-fi' de la AppleStore de plaza de Catalunya para poder jugar.

“No es como el juego de las consolas Nintendo, donde hay un mapa prefijado y con límites”, dice Nick, de 19 años, que ha venido de vacaciones desde EEUU. “Todo el mundo forma parte del juego, cada calle y cada rincón”, añade.

“Estamos esperando para entrar en la Casa Batlló”, cuenta Kavi, compañero de viaje de Nick. “He descubierto que la casa es un gimnasio Pokémon” (escenarios en los que se puede jugar contra otros jugadores), explica el joven mientras disputa una batalla con un rival frente al emblemático edificio de Gaudí, que ahora se ha convertido en una parada necesaria para cualquier jugador.

Un usuario juega al Pokémon Go ante la Casa Batlló

NEUS MASCAROS 

Un usuario juega al Pokémon Go ante la Casa Batlló.

A pesar de las advertencias, es fácil percatarse de quién está absorbido por la ‘app’ mientras va por la calle. Mayke, una alemana de 20 años, busca una sombra por plaza de Universidad, aunque no puede dejar de mirar la pantalla. “Me parece muy entretenido y original, así que de vez en cuando lo abro para ver con qué me encuentro”, cuenta la chica.

AMPLIACIÓN DE LA TARIFA

Otros se declaran abiertamente adictos al juego, como Marta, de 23 años, que asegura que este mismo jueves se ha pasado por una oficina de Vodafone. “He pedido que me ampliasen la tarifa de datos porque con los megas que tengo no puedo jugar mucho cuando salgo a la calle”.  

Ante esta situación, una madre preocupada cuenta que no entiende la popularidad de esta aplicación móvil y se muestra preocupada por la situación. “Que la gente pueda hacerse daño por el simple hecho de estar enganchada al jueguecito es algo que no termino de comprender”.

Natàlia

Catalana de 21 años

Esto es como un sueño que se ha hecho realidad. Todavía recuerdo la canción de la serie: 'Viajaré a cualquier lugar, llegaré a cualquier rincón..."

En la plaza de Catalunya, dos amigas de 15 y 16 años cuentan que saben más bien poco sobre el mundo ‘Pokemon’ y la aplicación. “Ayer vi un vídeo de un ‘youtuber’ y hemos querido probarlo, pero lo único que sé es que sale ‘Pikachu”. Está claro que los más entusiasmados son los jóvenes de la ‘generación Pokemon’, que ahora rondan la veintena, aquellos que crecieron con la serie animada.

EN CUALQUIER RINCÓN

Eric, de 23 años, confiesa que lleva jugando con estas criaturas desde que era pequeño. “Ya me pareció increíble cuando probé la edición XY en 3D, pero la realidad aumentada es otro nivel”, afirma el joven, que considera que Nintendo debería haberlo lanzado la 'app' y no limitarse solo a juegos para un público infantil.

“Todavía recuerdo la canción de la serie”, dice emocionada Natàlia, de 21 años. “Esto es como un sueño que se ha cumplido. De pequeña quería que los ‘pokemon’ existieran y poder ser entrenadora. Algo es algo”, concluye entre risas su comentario sobre la aplicación.

La canción a la que Natàlia se refiere dice: “Viajaré a cualquier lugar, llegaré a cualquier rincón…” Y Pokémon Go lo ha cumplido.