Ir a contenido

Gente corriente

Lluís Benejam: «No me gusta guardarme las cosas solo para mí»

Gemma Tramullas

Desde hace unos años Lluís Benejam (Figueres, 1954) se levanta a las cuatro de la madrugada y antes de empezar la jornada laboral en su empresa de preimpresión se dedica a digitalizar y ordenar la impresionante colección de material gráfico relacionado con el cine que guarda en su casa ampurdanesa de Capmany. Gracias a su excepcional carácter laborioso y metódico, ha volcado personalmente en la web http://archivocine.com más de 65.000 imágenes relacionadas con 28.000 películas estrenadas en España desde el año 1900 hasta hoy. A todas las peticiones que le llegan, de particulares o instituciones, responde de forma desinteresada.

Coleccionista altruista. Vuelca en internet 65.000 imágenes de películas estrenadas en España desde 1900 hasta hoy.

-Era un niño y ya coleccionaba programas de mano. Entonces había cuatro cines estables en Figueres y a la salida daban el programa que anunciaba las próximas sesiones. Eran como los flyers de ahora pero desaparecieron en los años 80. Mi padre tenía una tienda de grano y colgué carteles pidiendo programas. ¡La gente traía cajas de zapatos llenas!

-Luego le tocó el turno a los carteles. A los 14 años empecé a trabajar en una imprenta. Veía los carteles de las películas y alucinaba cómo un pedazo de papel podía animar o desmotivar tanto a la gente para ir al cine. Yo nunca he sido muy cinéfilo. Mi vida es el papel y adoro todo lo que tiene que ver con la parte gráfica.

-¿No ha dejado nunca de coleccionar? Interrumpí la colección cuando abrí la empresa de preimpresión con mi pareja. Durante 10 años trabajamos de sol a sol, tanto que cogí una depresión y el médico me sugirió que encontrara algo para romper la rutina. Coincidió que un cliente me propuso hacer una exposición para el centenario del cine y así reanudé la colección.

-Imagino que es tan disciplinado y metódico coleccionando como trabajando.Al principio iba a buscar material a cines de Figueres, Girona, Tossa, Olot, Blanes... Eran locales enormes con desvanes repletos de carteles, guías publicitarias, fotogramas... A veces hacía dos viajes con la furgoneta hasta los topes. Sigo yendo a las salas cada 15 días y a las distribuidoras cada dos meses. En agosto aprovecharé para ir a buscar material a Tudela, Valladolid e Irún.

-Pierde muchas horas de sueño para poner esta ingente cantidad de material a disposición del público. ¿Por qué? No me gusta guardarme las cosas solo para mí, es mejor compartirlo. Lo más valioso de esta colección son las relaciones humanas que he podido hacer a lo largo todos estos años.

-Le llegan peticiones de imágenes desde Latinoamérica, de ayuntamientos locales, de filmotecas europeas, del Instituto Cervantes, del Museo Reina Sofía... Lo tengo todo sistematizado y puedo encontrar cualquier cosa en cuestión de minutos. No hago esto por negocio, sino para contribuir al conocimiento de nuestra historia. Si se usan estas imágenes en una publicación o en una exposición, solo pido que me mencionen en los créditos.

-¿Cuál es la joya de su colección? Un cartel precioso de Ben-Hur en francés que me regaló un coleccionista y que es inencontrable. Hay colecciones mucho más buenas que la mía, pero solo llegan hasta 1950 porque después el material no tiene tanto valor económico. Yo no puedo pagar 8.000 euros por el cartel de Desayuno con diamantes, pero si alguien quiere hacer un trabajo sobre refugiados o sobre la primavera árabe [las revoluciones en los países árabes de 2010-2013] yo guardo los carteles de las películas que se han hecho.

-Y usted, ¿qué exposición haría? Una de todas las películas que han ganado el Oscar a la mejor cinta de habla no inglesa, desde El limpiabotas [1946] hasta hoy. ¡Tengo todos los carteles!

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.