29 oct 2020

Ir a contenido

La pobreza severa castiga ya a 1,4 millones de niños en España

La cifra de menores pobres hacrecido un 55% desde el inicio de la crisis, según datos de Save the Children

"Los niños no están saliendo de la crisis, al contrario, los más pobres lo son cada vez más", afirma la oenegé

La mejora de los indicadores macroecómicos no la perciben los niños españoles. La pobreza infantil severa sigue creciendo. El año pasado, cerca de 1,4 millones de menores vivían en hogares con unos ingresos familiares anuales de alrededor de 9.000 euros, según revela la organización Save the Children. El cálculo está realizado en base a una familia compuesta por dos adultos y un niño.

Actualmente la pobreza severa la sufren medio millón de niños más que en el año 2008, el que marcó el inicio de la recesión económica, lo que supone un incremento del 55%. "Los niños no están saliendo de la crisis, al contrario, los más pobres lo son cada vez más", asegura Andrés Conde, director general de Save the Children. 

La brecha económica se acrecienta entre las familias españolas. Los hogares, según la oenegé, "siguen perdiendo capacidad adquisitiva y los más vulnerables siguen empobreciéndose".  

MALNUTRICIÓN

La pobreza también se mide por el que se denomina índice de privación material, que evalúa los retrasos en el pago de recibos de vivienda o compras, el mantenimiento de la casa a una temperatura adecuada durante los meses más fríos, el poder hacer frente a gastos imprevistos, el garantizar una comida de carne, pollo o pescado o su equivalente vegetariano cada dos días, salir al menos una semana de vacaciones al año y tener coche, lavadora, televisión o teléfono. En España un 9,1% (casi 760.000 niños) viven en hogares que no pueden cumplir cuatro de estos indicadores de la situación económica.

Si se desmenuzan estos datos, se puede comprobar que un 3,2% de las familias no puede permitirse una comida donde esté presente el pescado, la carne o su equivalente vegetariio tres veces a la semana. Esto significa que unos 266.055 niños podrían estar sufriendo malnutrición en España. Además un 11,3% de los menores sufren pobreza energética, lo que se traduce que casi un millón residen en una vivienda que no se puede caldear lo suficiente en los meses de invierno.

AYUDAS ESCASAS

Save the Children asegura que España, a diferencia de la mayoría de los países de la Unión Europea (UE) tiene un "sistema débil" de protección a la infancia. La protección falla porque "las prestaciones son bajas, el acceso demasiado restrictivo y se prima las ayudas aplicadas a la declaración de la renta de los padres".

La organización reclama al nuevo Gobierno que ponga en marcha mayores y mejores medidas de protección a la infancia más vulnerable porque "invertir en infancia es la mejor manera de acabar con la pobreza", reconoce la oenegé. La organización insiste en que hay que ampliar la prestación por hijo a cargo hasta los 100 euros mensuales por niño, a lo que hay que añadir una bonificación adicional de un 50% destinada a las familias monoparentales.