El Rey apela a la ética y a la convivencia para construir una sociedad mejor

Felipe VI advierte de que la búsqueda del progreso no se puede perseguir desde "el egoísmo" y "el enfrentamiento"

Afirma que es imposible construir nada positivo sin el cimiento de unos valores personales sólidos

Los Reyes y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a su llegada al palacio de congresos de Girona.

Los Reyes y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a su llegada al palacio de congresos de Girona. / JORDI RIBOT / ICONNA

3
Se lee en minutos
Ferran Cosculluela
Ferran Cosculluela

Periodista

ver +

El Rey ha hecho esta tarde un llamamiento a la ética personal y al entendimiento, contraponiéndolos al egoísmo y el enfrentamiento, en el discurso que ha cerrado la entrega de los premios Fundació Princesa de Girona (FPdGi). Felipe VI ha ensalzado la trayectoría de los cinco premiados de este año, que deben servir de “inspiración” al resto de la juventud. Pero también ha destacado que, más allá de los logros profesionales, los galardonados transmiten “mensajes de valores, de superación y responsabilidad”, que también son necesarios para “la conviencia y el progreso”.

En esta defensa de la integridad personal y de la convivencia, el Rey ha recordado: “Nada podemos o debemos hacer sin firmes valores. Nada positivo construiremos sin el cimiento de unos principios sólidos que nos guíen; sin una ética que nos defina como individuos íntegros y como miembros solidarios de la sociedad”.

El Monarca ha destacado que la búsqueda de ese “mundo mejor” al que aspiran los jóvenes y el conjunto de la humanidad no se puede construir “desde el egoísmo” o “el enfrentamiento”, porque el mundo actual exige “colaborar y cooperar, aprender a convivir, a entenderse y respetarse” en sociedades cada vez más diversas, más plurales y más complejas. “Menos unánimes –ha insistido--, y por eso también más enriquecedoras”.

BALANCE Y NUEVA ETAPA

La comentada ausencia del ministro Fernández Díaz

Una de las anécdotas más comentadas ha sido la ausencia de Jorge Fernández Díaz, que en los dos años anteriores había acompañado al Rey en la entrega de premios. Una ausencia que ha evitado una foto incómoda al Monarca tras la polémica por las conversaciones con Daniel de Alfonso. Algunos medios informativos han asegurado incluso que la Zarzuela había vetado su presencia. Portavoces de la Casa del Rey han desmentido “categóricamente” este extremo y han recordado, además, que el Monarca no tiene ese tipo de competencias. Fuentes de Interior han asegurado, por su parte, que “nunca se incluyó en la agenda” que Fernández Díaz fuera a ir a Girona. El dirigente del PPC ha acudido este viernes por la mañana al Consejo de Ministros y esta tarde tiene “agenda privada”, según esta misma fuente.

La séptima edición de los premios de la FpdGI, cuya ceremonia se ha celebrado en el Palau de Congressos de Girona, ha servido también para hacer un balance de los logros que ha conseguido la fundación, que nació en el 2009. “Es un orgullo comprobar –pasado todo este tiempo- su consolidación y el impacto que los programas y las iniciativas que promueve están teniendo en tantos jóvenes”.

El Rey ha destacado que este año han recibido el 25% más de candidaturas que en la pasada edición y que la fundación abre ahora “una nueva etapa” con nuevos proyectos y con el apoyo de nuevas empresas. “La fundación se siente, con toda humildad, satisfecha de estos años de arranque, pero el futuro ha de ser todavía mejor”, porque su objetivo es entender lo que ocurre en un mundo cada día más complejo y en el que es necesario que los jóvenes “dispongan de todas las herramientas más adecuadas para progresar y afrontar el futuro con éxito, porque es el futuro de todo el país”.

Por eso el Monarca a emplazado a la sociedad a “comprometerse sin reservas y apoyar sin fisuras” a la juventud para que puedan afrontar su futuro con mayor seguridad. “Sin retórica, sin excusas”, ha insistido Felipe VI, que también ha reconocido que se trata de “una responsabilidad del Estado”.

TALENTO DESAPROVECHADO

Una petición muy semejante a la que habían lanzado el director Juan Antonio Bayona y la productora Belén Atienza pocas horas antes de su participación en la entrega de premios. El laureado realizador se ha calificado a sí mismo como “un chico ordinario que ha tenido la posiblidad de hacer cosas extraordinarias”, en parte gracias a que pudo estudiar en la primera escuela de cine que se creó en Catalunya.

Noticias relacionadas

En este sentido, ha insistido en que hay que dar más oportunidades a los jóvenes porque en España “no estamos aprovechando todo el potencial que tenemos”.

Cinco jóvenes emprendedores y una entidad social

El premio que se concede a una entidad ha recaído en la Fundación Tomillo por su carácter innovador en el entorno colaborativo y por su larga trayectoria en el abordaje de la inclusión, desde las fases más iniciales de la integración laboral hasta la emprendedoría.

Temas

Felipe VI