31 may 2020

Ir a contenido

PRESUNTA MALVERSACIÓN DE FONDOS PÚBLICOS

Nuevo episodio del escándalo del AVE en la Sagrera: 13 detenidos por sobrecostes de 82 millones

Entre los arrestados hay dos exaltos cargos de la empresa pública Adif

Los investigadores sospechan que la trama hinchaba las facturas de las constructoras

J. G. Albalat Guillem Sànchez

Registro de la Guardia Civil en la sede de Adif, en la Sagrera de Barcelona, este martes.

Registro de la Guardia Civil en la sede de Adif, en la Sagrera de Barcelona, este martes.
Obras de la estación de La Sagrera, en septiembre del 2015.
Nuevo episodio del escándalo del AVE en la Sagrera: 13 detenidos por sobrecostes de 82 millones

/

Nuevo episodio del escándalo de las muy retrasadas y ahora mismo paralizadas obras de la estación del AVE de la Sagrera, que fue adjudicada en el 2010 y está previsto inaugurar en el 2020. La Guardia Civil ha iniciado a primera hora de este martes una operación en la que ha realizado 15 registros en Madrid y Barcelona. Un total de 13 personas, entre directivos de la empresa pública Adif y directores de obras, han sido detenidas por formar parte de una trama que supuestamente hinchaba certificados de obras vinculadas a tres sectores de la citada estación barcelonesa. El sobrecoste asciende a 82 millones de euros. Los investigadores consideran que algunos arrestados "pudieron recibir gratificaciones". En mayo del 2014 ya se produjo una operación similar por irregularidades en los trabajos de este equipamiento ferroviario clave.

La operación, que ha empezado a las 07.30 en las sedes de Adif en la Sagrera y las depedencias de, al menos, tres UTE (unión temporal de empresas) adjudicatarias de obras, está siendo dirigida por el Juzgado de Instrucción número 26 de Barcelona y el fiscal anticorrupción de Barcelona Emilio Sánchez Ulled. La Guardia Civil también ha entrado en unas dependencias de Adif en la estación de Francia de Barcelona y en unas oficinas de este organismo en Madrid. El caso, bajo secreto de sumario, afecta a una decena de constructoras.

Fuentes conocedoras de la investigación han confirmado que han sido detenidos por este caso dos exaltos cargos de Adif y jefes de obras. Entre los arrestados figura Rafael Rodríguez, que había sido director de Alta Velocidad de la Zona Noreste y que había sido el máximo responsable de las obras del AVE a Barcelona, primero, y a Francia, después. También ha sido detenido Jaime García, exgerente de Infraestructuras de Adif. Estas dos personas ya fueron arrestadas en mayo del 2014 en relación con el otro caso de malversación de fondos en las obras del AVE en Barcelona. 

DOMICLIOS PARTICULARES

Varias de las entradas y registros de este martes se están realizando en domicilios particulares, así como en una empresa de ingeniería. Otras, en instalaciones de Adif y en sedes de uniones temporales de empresas (UTE) adjudicatarias de los tramos bajo sospecha. Además, se ha requerido información, como correos corporativos de personal, a varias constructoras. Esta operación es producto de una extensa investigación realizada por la Fiscalía Anticorrupción después de que Adif denunciara la existencia de sobrecostes en determinadas obras.

La denuncia presentada por Adif ante la Fiscalía Anticorrupción manifestaba que en tres obras públicas de la estación para el AVE de la Sagrera se habían detectado dobles mediciones que reflejaban diferencias sustanciales entre la obra certificada como realizada y la que en realidad se había ejecutado. De este modo, supuestamente, se habrían emitido de forma reiterada e intencionada sucesivas certificaciones de obra con unos importes muy superiores a los trabajos efectivamente efectuados por las empresas contratistas.

TRES PROYECTOS

Los proyectos a los que se refería la denuncia de Adif son los siguientes: la construcción de los accesos a la estación de la Sagrera (realizada por las empresas FCC, Ferrovial, Copisa y Rubau), la estructura de la misma instalación ferroviaria (Dragados-ACS, Acciona, Comsa y Acsa) y los trabajos de la plataforma de la línea de alta velocidad en el sector de Sant Andreu del tramo la Sagrera-Nudo de la Trinidad (Acciona y Copcisa). A raíz de la invetigación previa de la fiscalía, se detectó un proyecto complementario a una de las contratas donde las cantidades habrían sido igualmente hinchadas. La primera obra fue ajudicada por 222,8 millones de euros y la segunda por 366,5 millones.

La Fiscalía Anticorrupción expone en un comunicado que se estima que en las conductas investigadas han participado no solo funcionarios directamente relacionados con las obras, sino también diferentes empleados de empresas privadas encargadas del auxilio técnico de los anteriores, así como personal directivo de las constructoras beneficiadas "por el desvío de dinero público". Los investigadores consideran que existen "sólidos indicios" de que el falseamiento de las certificaciones de obra respondía a la intención de favorecer indebidamente a las empresas contratistas, las cuales habrían estado percibiendo de este modo sumas de dinero público muy superiores a las que realmente les correspondía recibir.

Fuentes cercanas a la investigación han asegurado a este diario que en las UTE registradas en la capital catalana, la Guardia Civil ha realizado copia de los discos duros de varios ordenadores. A los detenidos se les atribuyen los delitos de malversación de fondos públicos, falsedad, prevaricación y posible cohecho. Los investigadores están rastreando si alguno de los detenidos percibió dádivas a cambio de modificar certificaciones de obra. 

El 'conseller' de Territori i SostenibilitatJosep Rull, ha calificado de "muy grave" el presunto desvío de fondos, ha lamentado que este hecho "afecta a la calidad de la obra y a los plazos" y ha mostrado su preocupación porque este hecho sea un nuevo "pretexto para alargar más las actuaciones y tener más tiempo paralizadas las obras".