Ir a contenido

TECNOLOGÍA DEL AUTOMÓVIL

Investigadores de la UAB crean un videojuego para los coches autónomos

El simulador, 'SYNTHIA', tiene como objetivo acelerar y mejorar la forma en la que las inteligencias artificiales aprenden a comprender la ciudad y sus elementos

EFE / BARCELONA

Investigadores del Centro de Visión por Computador (CVC) de la UAB han creado un mundo virtual para mejorar cómo perciben la ciudad los vehículos autónomos, como el que prepara Google o los coches eléctricos Tesla. El simulador, SYNTHIA ("sistema de imágenes sintéticas" en español), tiene como objetivo acelerar y mejorar la forma en la que las inteligencias artificiales aprenden a comprender la ciudad y sus elementos, como carreteras, edificios y peatones.

El investigador principal del grupo, Germán Ros, ha asegurado que el proyecto supone "un avance crucial en uno de los mayores retos en el campo de los vehículos autónomos", al enseñar a los coches a "identificar lo que pasa a su alrededor".

Para comprender lo que ocurre a su alrededor, estos vehículos utilizan inteligencias artificiales que simulan el funcionamiento de las conexiones neuronales humanas. "Nuestro simulador, SYNTHIA, supone un salto cualitativo importante en este proceso", ha apuntado el investigador.

SIN INTERVENCIÓN HUMANA

SYNTHIA se presenta como una nueva tecnología que hace uso de un simulador virtual para la generación de inteligencias artificiales de forma sencilla y sin intervención humana.

Germán Ros ha explicado a Efe que, hasta el momento, se necesitaba "información dada a mano por los operadores", algo que "es un proceso muy costoso", ya que "se necesitan millones de imágenes" e incluso "hasta 2.000 operadores haciendo este proceso en el caso de Tesla".

La iniciativa, publicada en el artículo científico "The SYNTHIA Dataset: A Large Collection of Synthetic Images for Semantic Segmentation of Urban Scenes", se presentará públicamente en Las Vegas en la "International Conference on Computer Vision and Pattern Recognition". Germán Ros espera que la apertura de la plataforma a toda la comunidad científica sirva para acelerar el avance en áreas como la inteligencia artificial o los vehículos autónomos.