06 ago 2020

Ir a contenido

NUEVO CASO DE PEDERASTIA

Denunciado un pastor evangélico de Torroella por abusos sexuales a menores de su iglesia

Tres chicas han demandado ya al predicador por agresiones que cometió cuando tenían 10, 13 y 16 años

El presunto pederasta fue despedido de la institución religiosa hace pocas semanas

GUILLEM SÀNCHEZ / TORROELLA DE MONTGRÍ

Sede en Torroella de la Iglesia Evangélica Pentecostal Unida en Europa. 

Sede en Torroella de la Iglesia Evangélica Pentecostal Unida en Europa.  / JOAN CASTRO ICONNA

Tres jóvenes han denunciado al que fue su pastor en la Iglesia Evangélica Pentecostal Unida en Europa de Torroella de Montgrí (Girona) entre el 2005 y el 2015, según ha sabido EL PERIÓDICO. Estas tres chicas, que ahora tienen 25, 16 y 15 años, han detallado a los Mossos d'Esquadra que este predicador abusó sexualmente de ellas cuando tenían 16, 13 y 10 años, respectivamente.

El sospechoso, Lincreifer R., estaba casado -algo posible entre estos pastores- y ejerció como máxima autoridad de esta iglesia durante 10 años en el municipio de Girona, hasta que fue trasladado a Guadalajara el año pasado. Los abusos tuvieron lugar tanto en el domicilio del presunto pederasta como en el local de esta congregación, ubicado en el polígono de Torroella. El pastor usaba la autoridad que le confería su cargo para quedarse a solas con las menores y para convencerlas  de que se dejaran tocar. También, para que al final de esos encuentros no dijeran nada porque todo lo ocurrido, según les subrayaba, "no tenían ninguna importancia". 

La ascendencia de esta figura entre los miembros de su comunidad, especialmente en el caso de Lincreifer, un predicador joven y activo -consiguió esta designación con poco más de 30 años-, ayudó a que ningua de sus víctimas se atreviera a revelar a sus familiares los abusos que habían sufrido. Lincreifer, holandés de origen colombiano, fue cesado hace pocas semanas por los responsables de la institución religiosa. 

NO ERAN RUMORES

Los rumores sobre los posibles abusos de Lincreifer comenzaron a ser algo más que rumores a partir de su marcha. Una de las chicas que lo ha denunciado lo destapó definitivamente cuando reveló cuál era el motivo de su bajo rendimiento escolar a la psicóloga de su colegio. La profesional se lo comunicó a su madre y esta al pastor Jairo C., que sustituyó a Lincreifer cuando este segundo fue trasladado. 

Casi al mismo tiempo, otra chica le contó al pastor de Vic, Ebeth, que también había sufrido abusos sexuales por parte de Lincreifer. Entre ambos pastores iniciaron la búsqueda de más víctimas dentro de la comunidad. Además de las tres mujeres que ya han denunciado los abusos, podrían existir al menos tres más que no han decidido si van a dar el paso de informar a la policía.

JUNTA EXTRAORDINARIA

El pasado jueves se celebró en la sede que esta iglesia tiene en Cornellà de Llobregat una cita extraordinaria con todos los pastores al frente de sucursales de la entidad en Catalunya. Los pastores Jairo C. y Ebeth, de Torroella y Vic, expusieron las pruebas recogidas. En esa reunión se tomó la decisión de informar a los Mossos d’Esquadra, según aseguró el pastor Jairo C. 

La junta estuvo liderada por Marco Pabón, el máximo responsable de la iglesia en España, donde cuenta con casi 6.000 seguidores, casi todos procedentes de países latinoamericanos. A la abogada de la institución se le ordenó acompañar a las tres víctimas este lunes por la tarde a la comisaría de los Mossos en la Bisbal de l’Empordà para formalizar las tres denuncias. Esta letrada ha pedido explícitamente a este diario que se desvincule de estos delitos a la congregación religiosa.