Ir a contenido

Los Mossos entran en la UdL y no encuentran a ningún ocupante

Los jóvenes fueron dejando el edificio uno a uno a última de la tarde del miércoles

LAURA BIELA / LLEIDA

Protesta de estudiantes en la Universitat de Lleida por la presencia policial en el centro.

Protesta de estudiantes en la Universitat de Lleida por la presencia policial en el centro. / ARCHIVO / RAMON GABRIEL

Una cincuentena de agentes de los Mossos de Esquadra, la mayoría llegados desde Barcelona, se han personado de madrugada en el rectorado de la Universitat de Lleida (UdL) para desalojar a la decena de estudiantes que ocupan desde el pasado 17 de mayo el despacho del rector. Aunque al entrar en el edificio se han encontrado con que no había ni rastro de los manifestantes. Decidieron simular que seguían encerrados y fueron dejando el edificio uno a uno a última de la tarde.

Los agentes han rastreado durante una hora todas las dependenciaspara certificar que no quedaba ningún estudiante en el centro. Tras confirmar que el rectorado estaba desierto han dado por finalizado el dispositivo policial sobre las 05.30 horas. Este ha estado formado por dos coches y seis furgonetas de la Brigada Móvil de los Mossos, una ambulancia y una patrulla de la Guardia Urbana de Lleida. En la zona se ha quedado una patrulla de la policía catalana para controlar el recinto.

LA LUCHA CONTINÚA

La Assemblea d'Okupació del Rectorat ha avanzado que seguirán la lucha fuera del despacho. Tienen tres objetivos: eliminar la presencia policial de la universidad, la dimisión del rector y la expulsión de la subdelegada del Gobierno en Lleida, Inma Manso. Además, y tras los incidentes de esta madrugada, se preguntan si era necesario gastar tanto dinero "en un dispositivo policial tan desproporcionado" y no entienden cómo antes no se comprobó que los estudiantes ya no estaban dentro. En ese sentido, afirman que sienten "vergüenza y asco" al ver cómo el rector responde de nuevo con policía en la universidad.

Por su parte, el rector, Roberto Fernández, ha querido felicitar a todas las partes implicadas en este conflicto porque se ha resuelto, según explica, "de la mejor forma posible; de una forma tranquila y pacífica". Tras los incidentes, ha explicado que la orden de desalojo a los Mossos d'Esquadra la dio él mismo el miércoles "después de que el día anterior ya no fuese posible negociar de nuevo con ellos". Y para evitar situaciones similares, el rector ha avanzado que la Universitat de Lleida creará en el próximo consejo de gobierno una comisión encargada de diseñar un protocolo de resolución de conflictos.

Asimismo, el rector ha querido remarcar que la UdL no iniciará ninguna demanda contra los estudiantes que han ocupado su despacho durante las últimas semanas. Y ha añadido: "Queremos recuperar la normalidad en la universidad lo antes posible".

0 Comentarios
cargando