Ir a contenido

El enterovirus ha infectado a 48 niños en Catalunya de los que 21 siguen hospitalizados

Los médicos no descartan que la muerte de una niña ocurrida en Reus tenga relación con el brote

Salut insta a las escuelas a que extremen la higiene y pide que los pequeños con fiebre no vayan a clase

ÀNGELS GALLARDO / BARCELONA

RICARD GRÀCIA / JOAN VILÀ

El enterovirus ha infectado a 48 niños en Catalunya de los que 21 siguen hospitalizados
Los doctores Pumarola, Argimon y Rodrigo informan este jueves del brote de enterovirus en Catalunya.

/

El serotipo de enterovirus que se esparce desde el pasado febrero por las cuatro capitales catalanas, diagnosticado hasta ahora en 48 niños que sufren encefalitis, de los que 21 siguen hospitalizados, es potencialmente muy peligroso y difícil de detectar, ya que aunque afecta al cerebro y llega a interrumpir las principales funciones del cuerpo, su presencia no se capta en el líquido cefaloraquídeo, por lo que la infección puede pasar desapercibida en un primer momento.

Los microbiólogos sospechan que una decena de esos niños -dos de ellos permanecen en unidades de cuidados intensivos (UCI)- sufren infección por el enterovirus serotipo A-71, que causa encefalitis [inflamación de las membranas] en el romboencéfalo, núcleo cerebral que dirige las funciones del habla, la deglución, la respiración, el movimiento y, en último extremo, el corazón. Cuando esto sucede, la infección puede causar la muerte de forma fulminante, situación que pudo afectar a una niña de 23 meses que falleció el pasado 27 de marzo en el Hospital Sant Joan, de Reus. "El virus que afectó a esta niña puede haber pertenecido al mismo grupo de enterovirus que sufren los 48 diagnosticados, pero no se localizó en las muestras de esta pequeña que fueron analizadas. Los síntomas que sufrió son equivalentes a una encefalitis, pero no hemos podido confirmar esta sospecha".     

EVOLUCIÓN ERRÁTICA 

La compleja localización e identificación de esta infección explica la errática evolución que ha mantenido desde el pasado febrero el goteo de casos atendidos en varios hospitales catalanes, que aludían a niños afectados por un enterovirus encefalítico -enfermedad de declaración obligatoria- del que la Conselleria de Salut no informó a la población hasta la noche del pasado martes. "La cronología de este episodio ha sido rara y curiosa -ha explicado el doctor Carlos Rodrigo, responsable del área pediátrica del Hospital del Vall d'Hebron, donde han ingresaron 28 de los niños enfermos-. En febrero atendimos a la niña que sufría encefalitis por el serotipo D68 del enterovirus [que ahora sufre parálisis], pero ningún otro enfermo de los que fueron llegando estaba afectado por ese serotipo, lo que creó un vacío epidemiológico de más de un mes".

El serotipo D68 del enterovirus solo ha afectado a una niña, que ahora sufre parálisis

El 13 de abril ingresó en el Vall d'Hebron un niño afectado por una encefalitis enterovírica que le causó paro cardiaco. El caso -el niño sigue en UCI- reabrió el episodio. "A partir de ahí, descubrimos que la encefalitis de estos niños no se capta en el líquido cefaloraquídeo porque afecta a una zona muy profunda del sistema nervioso central -explica Carlos Rodrigo-. Estos virus hay que buscarlos en la faringe y las heces de los niños enfermos, ya que de otra forma no encuentras nada. También diagnosticamos con una resonancia magnética específica". 

CIRCULAN POR EUROPA

El servicio de medicina preventiva del Vall d'Hebron alertó a principios de mayo a Salut Pública de la "anormal" coincidencia de encefalitis por enterovirus que habían atendido en apenas un mes. Salut alertó el pasado 6 de mayo a los pediatras de hospital y centros de asistencia primaria, con el fin de que estuviera especialmente atentos ante la coincidencia de síntomas susceptibles de reflejar una encefalitis en niños de pocos años. Esta alerta, ahora extendida a todos los servicios, podría incrementar en las próximas semanas la cifra de niños afectados por este brote, advierte el doctor Rodrigo.

"La presencia de enterovirus es habitual en Catalunya en todas las temporadas del año, y siempre los habrá -ha asegurado Josep Maria Argimón, subdirector del Servei Català de la Salut (CatSalut)-. Que causen encefalitis es una rareza que nunca antes había ocurrido en España". Desde hace unos 10 años, no obstante, han sido detectados en varias capitales de Europa algunos serotipos de este virus que causan encefalitis, advierte Tomás Pumarola, resposable de microbiología en el Vall d'Hebron. "Circulan por Europa y han cauasdo pequeños brotes -añade Pumarola-. Los serotipos que causan encefalitis, entre ellos el A-71 que investigamos, son frecuentes en países de Oriente y el Sudeste asíatico. Es imposible saber porqué han aparecido en Catalunya y cuál va a ser su expansión".

No existe un tratamiento específico contra estos virus. Los fármacos que reciben los niños hspitalizados intentan generar anticuerpos en contra del microorganismo o reforzar su sistema inmunológico.

La Generalitat ha solicitado a escuelas y guarderías que su personal extreme la higiene de manos cuando atienden a los niños, en especial tras cambiar pañales o tocar heces o mucosidad. También aconseja no llevar a los niños a la escuela cuando sufren fiebre o tos, y advierte de la importancia de trasladar al pequeño a un servicio de urgencias si sufre fiebre, convulsiones, temblor o dificultad para coordinar los movimientos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.