INVESTIGACIÓN ABIERTA

Unos 'hackers' filtran datos personales de miles de mossos en plena alerta yihadista

Los piratas informáticos han accedido al sistema del sindicato policial SME

Desde la dirección hasta el DNI de más de 5.000 agentes han quedado expuestos

Imagen que los ’hackers’ colgaron en la cuenta de Twitter del sindicato de los Mossos d’Esquadra.

Imagen que los ’hackers’ colgaron en la cuenta de Twitter del sindicato de los Mossos d’Esquadra.

3
Se lee en minutos
GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

Unos piratas informáticos han lanzado esta madrugada un ciberataque contra el Sindicat de Mossos d'Esquadra (SME). Los 'hackers' se han colado en el servidor de la central sindical, han copiado los datos personales de todos los agentes del cuerpo catalán que están -o han estado- afiliados y los han publicado en internet. Han tomado también el control de su cuenta oficial de Twitter y de su página web. De hecho, para difundir la información han utilizado la cuenta de Twitter del SME, simulando que había sido el propio sindicato el que había decidido publicar los datos personales de todos sus miembros.

En total, la información confidencial referente a 5.540 policías -un tercio del total del cuerpo- ha estado expuesta a través de un enlace de Twitter durante 4 o 5 horas. Hasta que la Unidad de Delitos Informáticos de los Mossos d’Esquadra ha logrado neutralizar el ataque o los mismos 'hackers' han decidido borrarlo.

Fuentes de la investigación aseguran que, por el momento, los expertos informáticos que colaboran con los Mossos han peinado los servidores ‘P2P’ y los directorios de la 'Dark Web', el territorio virtual al que suele ir a parar este tipo de datos, y no han encontrado ningún rastro de la filtración. Esto parece minimizar el daño causado, aunque ninguno de los expertos consultados por este diario ha negado el riesgo que se ha corrido durante estas horas.  

OBJETIVO PRIORITARIO

"Lo que más dolor nos causa -ha admitido el secretario general del SME, Toni Castejón- es que el ciberataque haya coincidido con un contexto de alerta yihadista", que se mantiene en el cuarto nivel de los cinco que miden el riesgo de sufrir un atentado terrorista. El Estado Islámico, según conocen los servicios de información de los Mossos d’Esquadra, tiene entre sus objetivos prioritarios a cualquier policía de una democracia occidental.

Joan Antón Mellón, catedrático de la Universitat de Barcelona (UB), no ha dudado en calificar de “irresponsabilidad” la acción de los 'hackers' porque han atentado contra “la seguridad de los agentes”. Este experto en yihadismo ha avisado de que en los próximos días conviene estar más atento que nunca a cualquier “hipotética amenaza” que pueda detectarse. Este caso, además, lanza un mensaje contundente a todos los responsables de la seguridad catalana: “Conviene reforzar la protección de los datos porque la información cada vez tendrá más importancia”, advierte.  

En el mismo sentido, el vicedecano de la Facultat de Comunicació i Relacions Internacionals Blanquerna, Josep Lluís Micó, ha razonado que se trata de un ataque “más grave” que, por ejemplo, los que airearon “las infidelidades de Ashley Madison" o divulgaron fotografías de "famosas desnudas". Ninguna de estas filtraciones revestía la magnitud de esta porque ahora se han difundido datos de 5.000 funcionarios de la Generalitat "especialmente sensibles" por su condición de policías.

ANONYMOUS SE DESMARCA

La cuenta de Twitter @la9deAnon, uno de los canales a priori más autorizados para hablar en nombre de Anonymous, se ha desmarcado de este ciberataque contra los Mossos d’Esquadra. “Nos ofende profundamente que realmente creáis que somos los artífices del 'hackeo' a los Mossos. Hay datos sensibles, no es nuestro estilo”. En realidad, bajo el paraguas de Anonymous actúan piratas informáticos que ya se han mostrado decididamente contra el Estado Islámico, el mismo enemigo que agrava la filtración de los datos de los policías.  

UN ATAQUE "INTENCIONADÍSIMO"

Castejón se ha mostrado convencido de que, si los 'hackers' los han escogido para lanzar su ataque, se debe al hecho de que este sindicato ha defendido con beligerancia a los policías juzgados por casos como los de Ester Quintana, la mujer que perdió un ojo al recibir el disparo de un proyectil antidisturbios, el de Juan Andrés Benítez, el empresario que murió en el Raval durante una violenta reducción policial, o los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) de los que habla el documental de 'Ciutat Morta'. Ha sido un ataque “intencionadísimo” que iba “a por nosotros”, ha zanjado Castejón. Los piratas han utilizado precisamente imágenes de Quintana, Benítez y de 'Ciutat Morta' para llenar el fondo del perfil de la cuenta de Twitter del SME 'hackeada'. 

Noticias relacionadas

El 'conseller' de Interior, Jordi Jané, y el director de los Mossos, Albert Batlle, han denunciado que este episodio ha supuesto una vulneración de la privacidad y de la seguridad de todos los agentes. Los datos divulgados incluyen nombres y apellidos, número de DNI y de la Tarjeta de Identificación Policial (TIP), cuenta bancariateléfono personal o dirección de su domicilio.

En cuanto se ha detectado el ataque, poco antes de la medianoche, la prefectura de los Mossos ha puesto todos los medios a su alcance para ayudar al sindicato a repelerlo, algo que han conseguido definitivamente sobre las cinco de la tarde del miércoles. Interior ha habilitado un número de teléfono para atender a los policías afectados y ha anunciado que ha impulsado una investigación para identificar a los responsables.