Ir a contenido

DENUNCIA DE LA MADRE

Tres detenidos por violar a una chica de 17 años con discapacidad intelectual en Mataró

La víctima fue agredida sexualmente fuera del instituto por tres jóvenes mayores de edad durante la hora del recreo

GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

Tres detenidos por violar a una chica de 17 años con discapacidad intelectual en Mataró

JORDI COTRINA

Los Mossos d'Esquadra han detenido a tres jóvenes por violar a una chica de 17 años que padece una discapacidad intelectual. La agresión sexual se produjo en las inmediaciones del instituto de secundaria en el que está escolarizada la víctima, el IES Miquel Biada de Mataró (Maresme).

La madre presentó una denuncia por la violación que sufrió su hija a principios del mes de abril y pocos días después los investigadores de la policía catalana lograron identificar y arrestar a los tres sospechosos, que no tienen ninguna relación con el centro educativo. Dos de ellos ingresaron en prisión preventiva el pasado martes, mientras que el tercero fue puesto en libertad con cargos y con la obligación de comparecer cada 15 días ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Mataró, que es el que lleva el caso.

COMO UNA NIÑA DE 8 AÑOS

La madre de la víctima, que ha acudido al programa 'Els Matins' de TV3 para explicar los hechos, ha destacado que su hija padece una discapacidad intelectual del 57%, por lo que se trata de una joven "muy ingenua y muy inocente", que se comporta como si fuera una niña de 8 años.

La familia detectó los abusos porque su hija empezó a comportarse de forma extraña. "Ella es hiperactiva y de repente empezó a encerrarse en su habitación y a estar muy callada", ha comentado. La madre entró entonces en su cuenta de Facebook y vio mensajer extraños, en los que le proponían ir un día a la montaña. Un día, cuando estaba mirando su cuenta, un hombre se conectó y le envió una foto "de su pene", preguntándole: "¿Te gustó?". La madre utilizó esas imágenes para denunciar el caso a los Mossos.

AYUDA DE LA PSICÓLOGA

La familia intentó entonces que su hija le explicara lo sucedido, pero ella se cerraba en banda. Por eso solicitó la ayuda de la psicóloga que la trata. "A ella sí se lo explicó, pero tardó varios días en convencerla de que lo hiciera". La progenitora de la víctima ha asegurado que, a pesar de que denunció el caso a los Mossos, la policía catalana no le daba ninguna información del caso y por eso decidió finalmente presentarse en el juzgado para solicitar "una orden de alejamiento", con el fin de que los supuestos violadores no pudieran volver a acercase a su hija.

Allí la atendió el juez, al que explicó que la víctima, a pesar de tener 17 años, sufre una discapacidad intelectual que la hace "muy vulnerable". El magistrado se comprometió a hablar con los Mossos y a los pocos días se llevó a cabo la detención de los tres sospechosos.

La madre también ha asegurado que desconocía que su hija saliera sola a la calle en la hora del patio, como el resto de los alumnos del instituto, y ha cuestionado que la dejaran salir sola porque necesita una atención especial.

EL CENTRO SE DESMARCA

Tras ponerse en contacto con el instituto, los redactores de Els Matins han explicado que el centro docente "se desmarca de los hechos", porque las supuestas agresiones ocurrieron fuera del recinto escolar, en horas de recreo y fueron perpetradas por personas ajenas a la escuela. También han asegurado que la víctima no faltó nunca a clase.

La madre asegura, sin embargo, que había llegado tarde varias veces y en un estado de agitación. También ha explicado que los presuntos agresores viven en el barrio de Cerdanyola de Mataró, próximo al instituto, y que todos ellos son de origen magrebí.

La denunciante también sospecha que los agresores, que según ha dicho violaron vaginalmente y analmente a su hija, también abusaron de otras chicas con discapacidad intelectual que también acuden a ese instituto.

Tanto la víctima como la familia están "muy afectados" por todo lo ocurrido. Ahora la niña no va a clase y los familiares tienen miedo a posibles represalias. "El otro día tuvimos que llevarla al hospital porque sufrió una crisis de ansiedad", ha comentado la madre.