Ir a contenido

Muere un hombre tras ser detenido por resistirse al desahucio de su vivienda en Oviedo

El hombre, de 30 años, agredió a un agente, tras lo cual fue reducido, según la versión policial

Comenzó a sentirse mal cuando era conducido hacia la comisaría y falleció en el hospital

EL PERIÓDICO / OVIEDO

Un hombre de 30 años ha fallecido este miércoles en Oviedo tras ser detenido por abalanzarse contra un agente de la Policía Nacional cuando iba a ser desahuciado de su vivienda.

El suceso ha ocurrido sobre la una de la tarde, cuando una comisión judicial procedía a comunicar una orden de desahucio en la calle de la Independencia de la capital asturiana. El hombre se negó a abrir la puerta de la vivienda de la que iba a ser despojado a los miembros de la comisión judicial. A causa de esta resistencia, la comisión reclamó apoyo a la Policía Nacional y una patrulla acudió al lugar, según informa Efe.

"REACCIÓN SORPRESIVA"

El hombre seguía encerrado en su casa cuando la patrulla policial llegó a la calle de la Independencia. Los agentes iniciaron una negociación con el vecino que iba a ser desahuciado. Tras un tira y afloja, pareció que le habían convencido para que depusiera su resistencia, abriera la puerta a la comisión judicial, recibiera la orden de desahucio y abandonase la vivienda.

Según la versión de la Jefatura Superior de Policía, el ciudadano, cuando ya parecía resignado a salir del piso y permitir la acción de la comisión judicial, "de forma sorpresiva" cambió de actitud y se abalanzó sobre uno de los policías, al que mordió en una pierna.

ACUSADO DE ATENTADO

Tras la agresión, los agentes que componían la patrulla policial redujeron al hombre y lo esposaron. Siempre según la misma versión oficial, los policías detuvieron al hombre, le acusaron de un delito de atentado a la autoridad pública, lo introdujeron en el coche patrulla y lo condujeron hacia la comisaría.

Durante el trayecto en coche hacia las dependencias policiales, los agentes observaron que el detenido empezaba a respirar con dificultad y presentaba un "estado de gran ansiedad", según el comunicado policial. A la vista de esa situación, el coche patrulla se desvió hacia el Hospital Universitario Central de Asturias para que el detenido recibiera atención médica.

El detenido falleció poco después de ingresar en el centro hospitalario, mientras era atendido por el personal sanitario. Era de nacionalidad cubana y residía de forma regular en España desde el año 2010. 

0 Comentarios
cargando