Ir a contenido

JUICIO EN LA AUDIENCIA DE BARCELONA

Asuntos Internos de los Mossos no aclara qué agente mutiló a Ester Quintana

Los responsables de la brigada se alinean con la defensa de los dos policías acusados

El presidente del tribunal expresa su "desconcierto" por la declaración de los dos agentes

J. G. Albalat

Ester Quintana, con un acompañante, a su llegada al juicio en la Audiencia de Barcelona.

Ester Quintana, con un acompañante, a su llegada al juicio en la Audiencia de Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

Dos jefes de la brigada de Asuntos Internos han declarado este miércoles que en la zona en que Ester Quintana cayó herida por el impacto de un proyectil de los Mossos d'Esquadra se escucharon tres detonaciones. Dos fueron disparos procedentes del arma del escopetero que está siendo juzgado por la mutilación y que, según el mismo imputado, fueron salvas, es decir, sin proyectil. Respecto al tercer disparo, los citados policías han asegurado que no pueden precisar qué agente lo hizo, ni qué munición utilizó. Es decir, no han aclarado nada sobre la identidad del policía que reventó un ojo a la manifestante. Los forenses, que declararán la próxima semana, llegaron a la conclusión que la herida era compatible con el impacto de una pelota de goma.

Los testigos de Asuntos Internos se han alineado con la teoría de la defensa de que los policías acusados no fueron los que hirieron a Quintana (sostienen que solo dispararon dos salvas) y que pudo haber sido otro agente, el que hizo el tercer disparo, quien lanzara el proyectil que reventó el ojo a la mujer. Pero los agentes alegan que no pueden indentifican a este último. “Es muy difícil precisar”, han asegurado los miembros de Asuntos Internos, una unidad que depende directamente del director general de la policía catalana que, en aquella época, era Manel Prat, que dimitió a raíz de este y otros casos de presunto abuso policial.

Los declarantes han lanzado otra duda, también en la línea de la defensa, sobre cómo ocurrieron los hechos ese 14 de noviembre del 2012, durante la jornada de huelga general. En concreto, han declarado que una furgoneta policial (Dragó 414) adelantó en la Gran Vía con paseo de Gràcia al vehículo en el que iban el subinspector y el escopetero acusados (Dragó 40). Fue desde esta dotación policial, compuesta por tres furgonetas, desde donde partió el proyectil que impactó en Quintana. Y es que la víctima declaró la semana pasada en el juicio que el escopetero que le disparó iba en el primer vehículo policial que llegó a la Gran Vía. Los miembros de la furgoneta 414 fueron expedientados por la Conselleria d'Interior por ocultar información y por haber hecho un uso de las armas incorrecto durante toda la jornada de huelga.

SOPRESA ENTRE LOS MAGISTRADOS

Ante estas declaraciones, el presidente del tribunal que juzga a los dos mossos, Josep Grau, ha expresado su “desconcierto” porque la unidad de Asuntos Internos que investigó el caso de Quintana llega a conclusiones distintas que el juez instructor para el que trabajaban. El magistrado ha espetado entonces al responsable de este grupo: “¿Me están diciendo que ustedes como equipo de investigación que auxilia al juez llegan a diferentes conclusiones que el magistrado?” El responsable de la unidad ha contestado: “Aportamos todo, pero es él quien decide. Desde el momento en que se concluye que fue una pelota [de goma]…”. El agente no ha terminado la frase.

Asuntos Internos investigó el caso bajo la dirección del titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Barcelona, Francisco González Maillo, que en octubre de 2013 decidió encargar diligencias a la Guardia Civil, tres meses después de que los Mossos le plantearan una nueva línea de investigación que apuntaba a que el disparo era de un proyectil de precisión, no de una pelota de goma, y procedía de una furgoneta policial distinta a la de los agentes acusados. La defensa está sacando provecho de toda esta confusión que, además, ha sido alimentada por mandos de la policía autonómica.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.