Ir a contenido

JUICIO EN LA AUDIENCIA DE BARCELONA

Dos enfermeros declaran que la herida de Quintana no les pareció causada por pelota de goma

Un mando de los Mossos preguntó el día de los hechos a agentes: "¿Tú has tirado bolas?"

J. G. Albalat

Periodistas siguen la declaración de una testigo por un monitor, en la Audiencia de Barcelona.

Periodistas siguen la declaración de una testigo por un monitor, en la Audiencia de Barcelona. / JOAN PUIG

Dos enfermeros que atendieron a Ester Quintana tras resultar herida el 14 de noviembre del 2012 al término de una manifestación en la jornada de huelga general han declarado este miércoles en el juicio que las lesiones que presentaba la mujer en un ojo no habían sido provocadas, a su parecer, por el impacto de una pelota de goma, en contra de los que sostienen los forenses. Uno de ellos ha precisado que sí podían ser producto de un golpe de un objeto contundente. Este miércoles se ha celebrado la tercera sesión del juicio contra dos agentes de los Mossos d’Esquadra acusados de la mutilación de Quintana. Ante el tribunal han pasado siete testigos.

Los dos enfermeros que han sido interrogados pertenecían al equipo del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) que atendió a Quintana. El primero de ellos ha rectificado su declaración, en el sentido de que ante el juez afirmó que ese mismo día 14 de noviembre había atendido a otro herido por pelota de goma. Este miércoles ha aclarado que se refería a altercados que habían ocurrido otros días.

Quintana, ha explicado el priemer enfermero, presentaba el estallido del globo ocular y un pequeño corte en la parte inferior del párpado. En su opinión, esta herida no fue provocada por una pelota de goma, pues, según su experiencia (había visto en una ocasión una herida así pero en otra parte del cuerpo), el impacto de un proyectil de este tipo produce un “efecto ventosa”. Es decir, un abultamiento de la zona y un círculo marcado. La mujer no tenía estos síntomas.

El otro enfermero, que si había visto antes una lesión por pelota en un ojo, ha declarado de forma similar. También había asistido en otras ocasiones a lesionados por pelotas de goma lanzadas por policías. “Las lesiones que tenía la mujer no se parecían en nada a las otras que había atendido”, ha dicho. En los otros casos había hematoma y en el de Quintana, no. “Tenía un golpe como de una pelota de goma, pero la cara no estaba inflamada”, ha asegurado.

LOS FORENSES

La versión de estos enfermeros se contradice con el informe realizado por los forenses nombrados por el juzgado instructor y que dictaminaron que las heridas de Quintana eran “compatibles” con el impacto de una pelota de goma. Estos peritos comparecerán en el juicio el 25 de abril. El informe de balística también será importante para valorar desde dónde se produjeron los disparos y los proyectiles que se usaron.

Otros testigos que han declarado este miércoles han confirmado que antes de que Quintana resultara herida vieron cómo llegaban a las confluencias de la Gran Via con el paseo de Gràcia tres furgonetas de los Mossos d’Esquadra, que los vehículos policiales dieron la vuelta a la fuente y se apostaron en la Gran Via, donde bajaron varios mossos. Una conocida de la mujer herida ha dicho que oyó detonaciones

DESCONTROL CON LAS PELOTAS DE GOMA

El tribunal también ha escuchado la grabación de la declaración de una mujer, que no ha podido comparecer en la vista por estar en el extranjero, que explicó al juez instructor que había oído sobre las 22.30 horas cómo el jefe de un operativo de los Mossos preguntaba a los agentes: "¿Tú has tirado bolas?". Esta testigo se encontraba en una parada de autobus sita en la plaza de la Universitat, a medio kilómetro del paseo de Gràcia, donde Quintana cayó herida. La testigo relató que el mando policial también preguntó: "¿Y Tomás ha tirado pelotas?". Esta declaración apunta en la línea de que se pudieran haber disparado pelotas de goma sin la preceptiva autorización de un mando. El entonces 'conseller' de Interior, Felip Puig, dijo públicamente que ese día no se había lanzado ninguna pelota de goma.

El lunes declara el exdirector de la policía catalana

El juicio se reanudará el próximo lunes 18 de abril con un plato fuerte. Ese día está previsto que comparezca ante el tribunal el que en noviembre del 2012 era director general de la policía catalána, Manel Prat, actualmente jefe de comunicación de Bonpreu. Este exalto cargo dimitió en mayo del 2014 acosado por los escándalos de Ester Quintana y Juan Andrés Benítez, vecino del Raval fallecido tras ser reducido violentamente por los Mossos.

En una entrevista a EL PERIÓDICO, Prat dijo: “Si se encuentra una prueba que demuestre que a Quintana le hirió una pelota de goma, dimitiré”. Ese mismo lunes, está citado a declarar como testigo el inspector Marc Caparrós, jefe de la brigada antidisturbios de la policía autonómica. A partir de su comparecencia y durante dos días más, declararán casi una treintena de mossos y también agentes de la Guardia Urbana de Barcelona.

El día 25 de abril será destinado a las pruebas médicas y forenses, así como a la pericial oftalmológica y biomecánica. El martes 26, el tribunal podrá analizar la pericial psicológica y la técnica balística. Y el 27, finalmente, declararán los dos mossos acusados.