ABUSOS SEXUALES EN LA ESCUELA

El Síndic expondrá en el Parlament las deficiencias destapadas por el escándalo de pederastia en los Maristas

Ribó ha expresado su "insatisfacción" por que no se haya aclarado aún qué sucedió con la primera denuncia de abusos sexuales

Las administraciones han reconocido por fin que hubo errores y han empezado a presentar propuestas de mejora del protocolo

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, comparecerá en el Parlament por las deficiencias cometidas en el caso Maristas. / VÍDEO: ANC

2
Se lee en minutos

El Síndic de GreugesRafael Ribó, ha vuelto a deplorar este jueves la falta de coordinación de las administraciones y la escasa difusión que ha hecho la Conselleria d'Ensenyament del protocolo en casos de abusos sexuales y otros malos tratos graves a menores, en vigor desde el año 2006. Y ha lamentado que un mes y medio después de haberse conocido el primer caso de pederastia en el colegio de los Maristas en Sants-Les Corts, en Barcelona, "se siguen constatando graves dificultades tanto para la detección de abusos a menores como para la coordinación de las diferentes entidades y administraciones para garantizar la protección de los niños que se puedan encontrar afectados".

Ribó ha expresado su "insatisfacción" por que no se haya aclarado aún qué sucedió para que la denuncia de abusos sexuales de un alumno del colegio de Sants-Les Corts en el 2011, no saliera adelante, cuando hacía ya cinco años que se había aprobado el protocolo de actuación. "La escuela no dijo todo lo que sabía cuando fue a presentar su propia denuncia ante la fiscalía; la familia de la víctima no quiso seguir adelante con el proceso, y la fiscalía archivó el caso, pese a que la legislación le permitía seguir investigando", ha afeado Ribó, que ha solicitado comparecer ante el Parlament de Catalunya para exponer la información y las conclusiones extraídas de la investigación abierta sobre ese caso de la escuela de los Maristas.

El Síndic ha hecho estas consideraciones después de la segunda reunión convocada este jueves en la sede de esa institución con todas las partes que hace 10 años firmaron el protocolo. Según ha explicado, ha habido un "reconocimiento prácticamente unánime" de los presentes de que se podía haber actuado "de una forma más eficaz" en el caso del pederasta confeso Joaquim Benítez y también han expresado su voluntad de cooperar con el Síndic en este sentido.

MEJORAR LA PROTECCIÓN A LA INFANCIA

De hecho, en las últimas horas las administraciones han remitido a Ribó una serie de actuaciones, algunas de ellas nuevas, que pretenden mejorar las políticas públicas de protección de la infancia ante posibles abusos. "A lo largo de este mes y medio, se han elaborado distintas propuestas de mejora, que ahora han de ser analizadas", ha indicado el Síndic, que ha mencionado, entre otras medidas, "la redacción de unos consejos básicos de actuación, mensajes preventivos y campañas de sensibilización y la cooperación de colegios profesionales".

Noticias relacionadas

Para el Síndic, el protocolo contra los abusos aprobado en el 2006, "que nadie ha puesto en duda y es plenamente útil y vigente", se debe difundir y aplicar, cosa que no se hizo en el caso de los Maristas en el 2011. "No existe la más mínima base para excluir a ningún centro educativo de la protección de los menores, ni tampoco los concertados", ha vuelto a insistir Ribó. Es indignante que alguien se escude en la titularidad de un centro en un caso de abusos a menores", ha dicho.

En un plazo de dos semanas, el Síndic hará pública una nueva resolución que recogerá todas las aportaciones de las administraciones sobre este tema (la primera fue en febrero), para, posteriormente, acudir al Parlament a dar cuenta de sus actuaciones.