Europa dibuja un mapa muy desigual de ayudas a la maternidad

Europa dibuja un mapa muy desigual de ayudas a la maternidad

EDWIN WINKELS

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO / BARCELONA

FRANCIA

El permiso por maternidad en Francia contempla una baja prenatal de seis semanas y otra posnatal de diez. Es decir, 16 semanas que pueden llegar a 26 si la mujer tiene ya otros dos hijos a su cargo. En el caso de que espere gemelos la duración total es de 34 semanas. La legislación francesa determina una prestación complementaria al salario para este periodo calculada en función del sueldo base. El importe mínimo diario es de 9,26 euros y el máximo de 83,58 euros. Además están las ayudas por hijo. Si las mujeres francesas tienen derecho al permiso maternal desde 1909, desde febrero del 2002 los hombres pueden solicitar hasta 14 días, tres por el nacimiento del bebé y 11 de baja por paternidad propiamente dicha (solo el 4% lo solicita, el mismo porcentaje que hace 10 años). En determinadas empresas las condiciones pueden ser mejores gracias a los convenios colectivos o los acuerdos sectoriales. EVA CANTÓN.

BÉLGICA

Las mujeres tienen en Bélgica un permiso de 15 semanas por maternidad, aunque pueden llegar a 19 en casos de embarazos múltiples. Durante los primeros 30 días las mujeres tienen derecho a percibir el 82% del salario y el 75% a partir de los 31 días. Además, pueden hacer una pausa de media hora diaria para lactancia durante nueve meses. Los padres pueden beneficiarse de una baja de 10 días en los cuatro meses siguientes al parto, los tres primeros con el 100% de la paga y con el 82% en los siguientes. Los niños residentes tienen beneficios sociales hasta que cumplen 18 años (90,28 euros mensuales por el primer hijo, 167 por el segundo y 249 euros a partir del tercero) y una ayuda directa de 1.223 euros por hijo adoptado, además de deducciones fiscales de 1.880 euros por el primer hijo y hasta 14.060 en el cuarto. SILVIA MARTÍNEZ

ITALIA

Las madres italianas disponen de seis meses de baja con una retribución íntegra durante los ocho primeros meses de vida del bebé. Pueden añadir otros periodos, hasta los tres años del hijo, con sueldo entero el primer mes y del 30% menos en los sucesivos. Si la madre está sola, puede llegar a 10 meses. Las ayudas del Estado ascienden a un máximo de 2.082 euros y a 1.691 euros las del municipio, pero en este caso solo para rentas de hasta 35.256 euros brutos al año y núcleos familiares de al menos tres miembros. En ambos casos es preceptivo contribuir a la Seguridad Social durante al menos tres meses antes del embarazo. El padre tiene dos días de fiesta pagados íntegramente y puede solicitar hasta seis meses (10 si está solo) con retribución igual que las mujeres durante los primeros ocho años del hijo. ROSSEND DOMÈNECH.

REINO UNIDO

El permiso de maternidad ordinario en el Reino Unido es de 26 semanas, que se pueden ampliar hasta 52. Es obligatorio tomarse al menos dos semanas después del parto y cuatro en caso de que la madre trabaje en una fábrica. La paga a percibir es del 90% del salario semanal (antes de impuestos) durante las seis primeras semanas desde que empieza la baja por maternidad. Durante las semanas siguientes, la paga es de 139,58 libras esterlinas (180,40 euros) o el 90% del salario semanal (lo que sea menor). La baja maternal se puede ampliar otros tres meses más, pero ya sin sueldo alguno. En cuanto a los padres, el 40% de los hombres británicos no se toma las dos semanas de permiso de paternidad que les permite la ley. El 70% cree que hay un estigma social asociado con la idea de aprovechar este permiso. BEGOÑA ARCE.

Noticias relacionadas

ALEMANIA

El sistema alemám contempla diferentes casos para afrontar la maternidad. Uno es la baja, que permite un permiso de 14 semanas con el sueldo habitual. La ley asegura a los progenitores que su sueldo se pague entre la aseguradora y el propio empleado, y que en ningún caso podrán ser despedidos durante ese periodo. Otro caso es el de la excedencia, que permite a los padres reducir su jornada laboral a la mitad o de forma completa durante los primeros tres años de vida del hijo. El salario se reducirá en función de sus horas de trabajo. Alemania también brinda ayudas económicas que se pueden cobrar durante un máximo de 12 meses y de 14 en casos de familias monoparentales. La cantidad varía en función del sueldo de los padres y oscila entre un mínimo de 300 euros al mes hasta un máximo de 1.800. CARLES PLANAS BOU