21 feb 2020

Ir a contenido

PEDERASTIA EN BARCELONA

Las víctimas piden que se anule la libertad condicional de Benítez

Los maristas se personarán como acusación particular en todos los casos

Manuel B. recuerda que sin su denuncia podría seguir manteniendo contacto con menores

JESÚS G. ALBALAT / GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

El abogado Ibán Benítez con su representado Manuel B., que ha denunciado los abusos a su hijo. / RICARD FADRIQUE

Manuel B., y su hijo, víctima de los abusos sexuales que sufrió por parte de Joaquim Benítez en el colegio de los Maristas de Sants-Les Corts, han presentado un recurso ante la Audiencia de Barcelona para recurrir la decisión del juez de dejarlo en libertad con cargos. 

Su abogado, Ibán Fernández, ha aclarado que el escrito se basa en la gravedad de los delitos que ha confesado -comportan de 13 a 15 años de pena de prisión cada uno de ellos-, su peligro de fuga por la cercanía con la frontera francesa y en el hecho que si dispone de material pedófilo escondido podrá borrarlo antes de que los Mossos d'Esquadra fueran a buscarlo. 

Manuel ha recordado, en una rueda de prensa convocada este jueves por la mañana, que si él no hubiera denunciado a Benítez, este hubiera podido seguir a día de hoy en contacto con menores, como monitor, un trabajo que ha desempeñado tras abandonar el colegio en 2011.

Por su parte, la cúpula directiva de los Maristas de Sants-Les Corts, integrada por el director del colegio, Raimon Novell, el presidente de la Fundación Champagnat, entidad titular del centro, Gabriel Villa-real, y el vicario provincial Pere Ferré, han negado que el colegio estuviera al corriente de los casos de abusos sexuales que destapó Manuel, un padre que denunció a EL PERIÓDICO los abusos que había sufrido su hijo por parte del profesor de gimnasia Joaquim Benítez en el 2013. Y han anunciado que el colegio se personará como acusación particular en todos los casos que se denuncien.

"No habíamos encontrado evidencias ni hemos tenido constancia de los hechos hasta la denuncia", ha afirmado Ferré en una entrevista en 'El matí' de Catalunya Ràdio. "La consternación ha sido total. No teníamos constancia hasta que la familia denuncia los hechos", ha añadido Novell.

Novell también ha negado que el colegio incumpliera el protocolo y acallara los abusos, como publica EL PERIÓDICO, que ha sabido que a la dirección general de atención a la infancia y la adolescencia (DGAIA) de la Generalitat no le consta haber recibido nunca comunicación oficial de los casos de pederastia cometidos en esta escuela religiosa. "Creo que no hemos incumplido el protocolo en ningún momento. Siempre hemos querido cumplir la ley", ha sostenido el director del centro.

El director del colegio ha cargado contra los medios de comunicación acusándoles de "decir muchas falsedades". "Se han dicho muchas falsedades. Nos están juzgando ya", ha criticado Novell antes de añadir que los profesores y directivos del colegio no están para juzgar. "No somos jueces ni policías. Nuestra función es pedagógica", ha afirmado.

En esta línea, Gabriel Villa-real, de la Fundación Champagnat, ha reclamado unidad y confianza: "Hay que ir unidos con Ensenyament, con determinación. No podemos dudar ni sospechar unos de otros", ha afirmado en un momento en que Ensenyament se plantea retirar el concierto al colegio.

Novell ha revelado que los Mossos d'Esquadra les han pedido información de 4 trabajadores del centro: de Joaquim Benítez, de A. F., de M. M. y de un monitor del comedor