La Fundació Pere Tarrés expulsó al monitor acusado de abusos en los Maristas

La entidad afrima que apartó al joven estudiante en prácticas de cualquier actividad y no le ha dado el título

Alumnos de Maristas de Sants-Les Corts entran en el colegio.

Alumnos de Maristas de Sants-Les Corts entran en el colegio. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos

La Escuela de Esplai de Barcelona, el centro de formación de monitores de la Fundació Pere Tarrés, ha afirmado en un comunicado que cumplió el protocolo el pasado diciembre, cuando la dirección de la Escuela de los Maristas de Sants denunció a un monitor en prácticas por presuntos abusos sexuales y comunicó el caso a la Direcció General de la Joventut de la Generalitat.

La Fundació Pere Tarrés detalla que el pasado 3 de diciembre la dirección de la escuela marista de Sants-Les Corts comunicó a la Escuela del Esplai de Barcelona que había una denuncia de una familia por acoso sexual a un niño por parte de un monitor del comedor escolar.

No se trataba de un trabajador de la Fundación Pere Tarrés, sino de un estudiante del curso de monitor de tiempo libre de la Escuela del Esplai de Barcelona de la Fundación Tarrés que estaba haciendo las prácticas vinculadas a esta formación. El colegio informó a la Fundación de que había denunciado los hechos a los Mossos d'Esquadra.

APARTADO DE LAS PRÁCTICAS

Según la Fundación, el mismo día 3 de diciembre, la Escuela del Esplai lo comunicó a Joventut, responsable de los monitores de actividades de ocio educativo, y junto con la dirección de la escuela "intervino de manera coordinada, siguiendo pautas compartidas y aceptadas". Y que la Escuela del Esplai apartó "inmediatamente al acusado de las prácticas de comedor escolar y de cualquier actividad que implicara contacto con niños".

Además, la Escuela del Esplai le comunicó por escrito mediante un burofax su cese como alumno de prácticas y la imposibilidad de obtener el título de monitor de tiempo libre, a la espera de las conclusiones a las que llegue la instrucción judicial.

La Escuela del Esplai de la Fundación Pere Tarrés ha aclarado que no tiene actualmente ninguna vinculación con este aspirante a monitor, que había comenzado su formación en la Escuela del Esplai de Barcelona el día 14 de septiembre. La parte presencial de esta formación finalizó el 30 de octubre, mientras que la parte virtual debía finalizar el 9 de diciembre. El convenio de prácticas que el estudiante firmó con la escuela marista de Sants-Les Corts debían llevarse a cabo del 9 de noviembre al 21 de diciembre de 2015.

PROTOCOLOS INTERNOS DE SELECCIÓN

El estudiante se había matriculado directamente en el curso de monitor de actividades de tiempo libre, una inscripción que no precisa selección previa y que tiene como único requisito tener 18 años, según la normativa de la Dirección General de Juventud.

La Fundación Pere Tarrés asegura que dispone de unos "protocolos internos de actuación en casos de sospecha de abuso sexual y otros maltratos graves que están a disposición de todos los trabajadores a través de la Intranet" y que por el volumen de personas que participan en sus actividades, "pone especial atención en los procesos de detección y comunicación de cualquier situación de abuso o maltrato de menores o adultos".

Noticias relacionadas

Durante el 2015, la Fundación Pere Tarrés tuvo 20.684 alumnos en cursos de ocio y acción social, "sin ninguna incidencia".

La Fundación Pere Tarrés ha mostrado toda su "disponibilidad a colaborar para garantizar el interés superior de los menores y proteger sus derechos" y, siempre respetando "la presunción de inocencia del investigado", se ha puesto a disposición de las autoridades judiciales y policiales "en lo que sea necesario".