CRIMEN EN EL SURESTE ASIÁTICO

Detenido en Camboya el catalán sospechoso del asesinato del ejecutivo en Tailandia

Artur Segarra permanecía huido después de que unas imágenes de seguridad le mostraran saliendo de un edificio en moto con un gran fardo

Agentes de policía de Tailandia, junto al lugar del hallazgo del cuerpo del ejecutivo catalán David Bernat en Bangkok.

Agentes de policía de Tailandia, junto al lugar del hallazgo del cuerpo del ejecutivo catalán David Bernat en Bangkok. / str (EFE)

Se lee en minutos

La policía de Camboya ha detenido al catalán Artur Segarra, principal sospechoso del asesinato del directivo también catalán David BernatDavid Bernat, cuyo cadáver fue hallado la semana pasada en el río que cruza Bangkok, según testigos de la captura.

El arresto se ha producido en Sihanoukville, en el sur del país, sobre las 19.30 hora local (11.00 en España), ha explicado en conversación telefónica una persona que alertó a la Policía sobre la presencia del sospechoso.

Segarra permanecía huido después de que unas imágenes de vigilancia le mostraran supuestamente abandonando un edificio -en un lugar no precisado- en moto con un gran fardo, donde podría llevar los restos de Bernat.

La novia de Segarra explicó a la policía tailandesa que desconocía las acusaciones criminales contra su pareja. Tras prestar declaración, fue puesta en libertad ya que "no hay evidencias que indiquen su participación" en el caso, ha apuntado un oficial que forma parte del equipo investigador.

SOSPECHAS DE LA POLICÍA DE TAILANDIA

El general de la Policía Panya Mamen, jefe de la investigación criminal, apuntó el viernes que Segarra, quien conocía a la víctima, está "involucrado en alguna etapa del asesinato o quizás en todas".

Según la investigación forense, Bernat, de unos 40 años y natural de L'Albi (Garrigues), murió por asfixia entre el 25 y el 27 de enero tras ser torturado. Las primeras partes del cuerpo del ejecutivo, desaparecido en Tailandia hace unas semanas, fueron halladas el pasado día 30 en el río Chao Phraya, que atraviesa Bangkok, y desde entonces han aparecido diseminados en el agua más trozos del cadáver.

Bernat fue visto por última vez con vida el 20 de enero cuando salía de un apartamento en la capital en compañía de otro occidental.

EXTORSIÓN CON FINES ECONÓMICOS

El móvil del macabro crimen apunta hacia un secuestro y extorsión con el objetivo de lograr acceso a las cuentas bancarias de la víctima. La Policía ha detectado "movimientos de grandes cantidades de dinero" desde las cuentas corrientes en Singapur del español asesinado hacia entidades bancarias en España y Tailandia, entre las que se encontraría la cuenta de Artur Segarra.

Te puede interesar

La víctima fue retenida en algún lugar y "obligada a hacer transferencias" de dinero antes de que lo mataran, según ha relatado la Policía.

"Cuando ya no tenía [dinero] o no era de utilidad, lo movieron de lugar para matarlo y desmembrarlo, probablemente, en otro emplazamiento. Más tarde tiraron el cuerpo al agua para borrar las evidencias", ha explicado esta fuente, que considera que "hay muchas personas involucradas" en el asesinato, entre extranjeros y, posiblemente, locales.