PREVISTO ESTE SÁBADO

El grupo ultra Return of Kings desconvoca el encuentro machista radical en Barcelona

El promotor de la reunión, Daryush Valizadeh, anula las concentraciones en todo el mundo porque "no puede garantizar la seguridad de todos los asistentes"

Guerreros bárbaros, una de las ilustraciones del ’blog’ de Daryush Valizadeh.

Guerreros bárbaros, una de las ilustraciones del ’blog’ de Daryush Valizadeh.

1
Se lee en minutos

El blog 'ultramachista' radicado en Estados Unidos Return of kings ('El regreso de los reyes') ha publicado este jueves una nota en la que anuncia la desconvocatoria de las concentraciones anunciadas para este sábado, 6 de febrero, entre las cuales estaba Barcelona, para reivindicar la "supremacía de los hombres" por encima de las mujeres.

El motivo, es que la organización "ya no puede garantizar la seguridad y la privacidad de los hombres que quisieran asistir al acto del 6 de febrero". Es más, incluso se ha procedido a borrar la página de registro de todas las localidades donde estaban previstas estas reuniones. Piden "perdón" a todos los machistas que ya se habían apuntado al encuentro.

EN 43 PAÍSES

Las reuniones estaban previstas en 165 ciudades de un total de 43 países del mundo, con el objetivo de formar "tribus de hombres".

El promotor de este alarde patriarcal y antifeminista es Daryush Valizadeh, alias Roosh V, estadounidense de origen armenio que se dio a conocer por escribir manuales sobre “cómo conseguir echar un polvo con una hembra”. Envalentonado por la potencia de su mensaje en las redes sociales, Valizadeh ha ido extremando sus propuestas a partir de la publicación de ‘El retorno de los reyes’, un blog desde el que ha ido desplegando un repertorio tan controvertido como que la violación debería legalizarse.

COLECTIVOS EN ALERTA

Noticias relacionadas

La marcha había levantado mucha polémica y los recelos de asociaciones de feministas (que habían, incluso, anunciado una contraconvocatoria en el mismo sitio y a la misma hora), del colectivo gay y de la fiscalía.