07 ago 2020

Ir a contenido

La Generalitat pondrá un impuesto a los vehículos más contaminantes a partir del 2018

La tasa, que variará en función del nivel de emisiones de cada coche, recaudará 75 millones anuales

El gravamen se incluye en el proyecto de ley sobre cambio climático del Gobierno catalán

FIDEL MASREAL / BARCELONA

Tráfico intenso en un acceso de la Ronda de Dalt de Barcelona.

Tráfico intenso en un acceso de la Ronda de Dalt de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

El Govern ha aprobado este martes el primer proyecto de ley de la legislatura, una norma que pretende luchar contra el cambio climático, ha explicado el 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, con el principa  objetivo de reducir las emisiones de CO2. En ese marco, los vehículos contaminantes no solo serán gravados con impuestos y restricciones en el área metropolitana de Barcelona, también en toda Catalunya, a partir del 2018. El Gobierno catalán ha aprobado este martes el proyecto de ley de cambio climático, que será la primera de España, según subrayó el 'conseller' Rull.

“Nos fijamos el reto de lograr una reducción del 25% en el 2020 respecto a los niveles del 2005. Y del 80% o más para el 2050”, concretó. El proyecto define también el Consell Català del Clima, órgano de participación y mecanismo de evaluación periódico con expertos independientes.

APLICACIÓN GRADUAL 

El proyecto gubernamental prevé impuestos a los vehículos más contaminantes que se aplicarán de forma gradual a partir del 2018. “Dejamos dos años para preparar al conjunto del país”, dijo Rull. “En el 2018 comenzaremos con los vehículos más contaminantes, con emisión de más de 160 gramos de CO2 por kilómetro. La aplicación total será en el 2020. Será un esfuerzo de entre uno y cinco euros anuales para los vehículos menos contamintantes. Los vehículos con emisiones por debajo de 120 gramos estarán exentos”.

El ‘conseller’ citó a modo de ejemplo: Un Seat Ibiza de cinco puertas 1.2 tsi 105 cv con una emisión de 119 gramos no pagará nada. Un Ford Mondeo berlina 2.0 tdsi de 180 cv pagaría 2,75 euros al año. Un Audi A8, pagaríentre 15,5 y 84 euros al año dependiendo de la motorización. Un Peugeot 207 deportivo, 11 euros al año.

FONDO CLIMÁTICO

La ley creará un fondo climático, que se nutrirá de recursos de la territorialización del fondo de carbono del Estado, creado en el 2011. Rull acusó al Gobierno central de estar incumpliendo en este punto. Este fondo se nutrirá también del impuesto sobre vehículos contaminantes. Cuando este nuevo tributo esté completamente desplegado recaudará unos 75 millones de euros al año, según el cálculo de la Generalitat.

“El objetivo del tributo es desaparecer porque hayamos sido capaces de hacer una renovación potente de la flota de vehículos”, precisó el 'conseller', y agregó que la ley tendrá una disposición final que hará referencia a la pobreza energética, con reducciones impositivas para colectivos en riesgo de exclusión social: tarifas sociales en los suministros de electricidad, gas y agua.

La ley también incluye una referencia a la rehabilitacon de viviendas con criterios de ahorro energético. Entre las medidas a adoptar están el impulso de políticas activas que fomenten la rehabilitación energética, así como las dirigidas a la recucción de demanda energética.