Ir a contenido

Los nuevos trenes entre Lleida y La Pobla mejorarán frecuencia de paso y reducirán tiempo de viaje

El estreno de dos convoyes impulsará una lìnea que fue víctima de los recortes en el 2012

LAURA BIELA / LLEIDA

Uno de los dos convoyes que cubrirán la línea Lleida-La Pobla, este sábado en Lleida.

Uno de los dos convoyes que cubrirán la línea Lleida-La Pobla, este sábado en Lleida. / DEFOTO / RAMON GABRIEL

El nuevo tren de la Pobla comenzará a circular la próxima primavera. El primero de los dos convoyes nuevos que cubrirán el trayecto entre Lleida y dicha población se ha puesto este sábado sobre las vías del Pla de Vilanoveta, centro operativo de la línea. Durante los próximos días estará en fase de pruebas.

El recuperado servicio ampliará las frecuencias y reducirá el tiempo de recorrido, rebajando la duración del trayecto en algunos casos en 17 minutos. Así, si antes se tardaba 110 minutos en realizar el viaje entre Lleida y la Pobla de Segur, ahora se hará en 93. En el caso de la circulación entre Lleida y Balaguer bajará cinco minutos, pasando de los 29 a los 24 minutos.

Las frecuencias, que se redujeron en febrero del 2012 para ahorrar un millón de euros anuales y recortar el déficit, se han ampliado en más de un 100%. Ahora, el tramo Lleida-Balaguer cuenta con cuatro viajes por sentido los días laborables y tres los fines de semana. Con la puesta en funcionamiento de los nuevos convoyes se ampliará hasta los diez entre semana y domingos, y 9 los sábados. Si hablamos del trayecto Lleida-La Pobla, la frecuencia se incrementará hasta las tres circulaciones diarias, a excepción de los sábados, que se reducirá a dos. Actualmente solo existe una circulación por sentido los siete días de la semana.

Los horarios definitivos todavía no están fijados, aunque se intentará facilitar el transbordo con los AVANT y AVE de Renfe, así como con las líneas de autobús de la zona.

"Uno de nuestros principales objetivos es conseguir que esta línea sea un servicio realmente útil para los ciudadanos, con horarios que se adapten a sus necesidades", ha apuntado el recién estrenado 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull. Una petición muy reclamada por los alcaldes de los municipios por los que circula el tren. "No tiene sentido que los horarios que se ofrecen no sean acordes con las necesidades de los clientes", señala el alcalde de La Pobla de Segur, Lluís Bellera.

PARADAS FACULTATIVAS

Una de las peculiaridades de los nuevos convoyes son las paradas facultativas, es decir, puntos en los que el ferrocarril solo se detendrá en caso de que haya viajeros que quieran bajar. Para ello, será necesario activar el botón de parada desde dentro. De lo contrario, el tren seguirá su marcha.

Estos puntos, siete en total, estarán fijados en el tramo entre Balaguer y la Pobla de Segur, en las estaciones con un menor número de usuarios. De esta forma, Ferrocarrils de la Generalitat, empresa que relevará a Renfe como operadora de los trenes de esta infraestructura, quiere aplicar un mecanismo de gestión moderna, en el que se mejora el tiempo de trayecto y se reduce la contaminación en un 60%.

Los nuevos ferrocarriles fueron adjudicados hace dos años a la empresa suiza Stadler por 9,4 millones de euros. Miden aproximadamente 50 metros de largo y tienen una capacidad para 201 pasajeros cada uno (104 de los cuales sentados). Ambos cuentan con climatización, plataformas para facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida y espacios multifunción para poder trasportar cochecitos, bicicletas y sillas de ruedas.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.