Ir a contenido

Cruce de acusaciones entre los promotores y los gestores del Madrid Arena

El coordinador de Madritec culpa a Flores de regatear vigilantes y abrir las puertas al botellón

El director de Diviertt había culpado horas antes a la empresa municipal de ordenar la apertura del portón

AGENCIAS / MADRID

Miguel Ángel Flores, en primer plano, durante la celebración del juicio.

Miguel Ángel Flores, en primer plano, durante la celebración del juicio. / EFE / MARISCAL

Los responsables de la empresa municipal Madridec y los socios de la promotora Diviertt se han enzarzado este jueves en un cruce de acusaciones por la responsabilidad de la seguridad interior del Madrid Arena y todos ellos han negado dar la orden de abrir el portón por el que se colaron 3.000 personas que hacían botellón fuera del recinto.

En la tercera sesión del juicio por la tragedia del Madrid Arena han declarado el director general y número 2 de Diviertt, Santiago Rojo, el jefe de personal y número 3 de la promotora, Miguel Ángel Morcillo, y Francisco del Amo, que era coordinador de proyectos del departamento de operaciones de Madrid Espacios y Congresos (Madridec).

"No he dado esa orden porque nadie en ningún momento de la noche me pide que se abra el portón de cota 0", ha dicho Del Amo, que ha insistido: "Yo no puedo decir a nadie que abra el portón 0".

El segundo de a bordo del promotor Miguel Ángel Flores, Santiago Rojo, ha negado que él diese la orden y ha afirmado que escuchó a Del Amo ordenar que abrieran el portón, pero que no pactó con él esta decisión. Recuerda, además, que Del Amo realizó la llamada desde un teléfono móvil y no desde su walkie talkie.

IGNORANCIA

En la misma línea de defensa mantenida el día antes por su sucesor, Rojo ha asegurado en varias ocasiones que él no podía dar órdenes "bajo ningún concepto" a Seguriber, la empresa encargada de la seguridad del recinto."Cuando pasé por el portón pregunté a los miembros de seguridad que se encontraban allí si iban a abrirlo y me dijeron que ya habían recibido la orden y que iban a hacerlo", ha explicado.

También se ha exculpado señalando que no sabía que el portón era una vía de evacuación porque hay zonas que no conocía del recinto municipal. 

Rojo ha añadido, entre lágrimas, que cuando "pasó algo de tiempo" vio que pasaban a una de las víctimas. Luego le llamó el jefe de personal de Diviertt, Miguel Ángel Morcillo, quien le comunicó que había pasado por la Enfermería y que había dos víctimas. El doctor Viñals, encargado del servicio médico de la fiesta junto a su hijo Carlos, le comunicó minutos después que ya había dos víctimas.

Del Amo ha acusado a su vez a Flores de intentar "regatear" siempre para "abaratar el número de vigilantes y costes" en las fiestas que organizaba. Una actitud que también se produjo en la trágica fiesta de Hallowen, en la que presionó, además, para "meter a más gente".

Temas: Madrid Arena

0 Comentarios
cargando