06 abr 2020

Ir a contenido

ESTUDIO EURORAP

La carretera entre Vilassar de Mar y Argentona es la más peligrosa de Catalunya

Lleida es la provincia que posee un mayor porcentaje de kilómetros con riesgo alto o muy alto de sufrir un accidente

Ferran Cosculluela

El presidente del RACC, Josep Mateu, ha presentado este martes los datos del último EuroRAP, en el que se evalúa el riesgo de accidentes en las carreteras catalanas con muertos y heridos graves en función de la densidad media de vehículos que circulan diariamente. El informe, en el que participan el RACC y la Administración catalana, concluye que el tramo de la B-502 entre Vilassar de Mar y Argentona (Maresme) es el que presenta más riesgo de que un conductor sufra un accidente.

La oveja negra española

Los 11 kilómetros de la carretera N-320 que separan la localidad Casar de Talamanca (Guadalajara) y el cruce con la M-103 a Algete, en Madrid, forman el tramo más peligroso de la red viaria española, según el informe de EuroRAP sobre el nivel de riesgo de la red de carreteras españolas, que revela que 97 tramos cuentan con un riesgo elevado y 18 de ellos pueden considerarse puntos negros en materia de siniestralidad. Del total de 24.803 kilómetros analizados, se detecta riesgo elevado en 3.506, si bien hay un descenso en 442 kilómetros respecto al año anterior, lo que supone pasar del 16 % del total al 14,7%. Por tercer año consecutivo, el citado tramo de la N-320 es el más peligroso, pues en esos tres años ha acumulado 10 accidentes graves (seis de ellos de moto), con dos fallecidos y 12 heridos graves.

A continuación, el estudio europeo destaca otros puntos negros de la red viaria catalana, como la BV-2041, entre Gavà y Begues; la BV-1221, entre Terrassa y Matadepera; la BP-1417, que une Barcelona y Sant Cugat del Vallès; la C-1415ª, de Terrassa a Sentmenat, o la N-260/N-152, que va de Alp (Cerdanya) a la frontera francesa.

TARRAGONA, LA MEJOR           

Según este informe, que se elabora con los datos de los últimos tres años, la provincia con mayor porcentaje de kilómetros con riesgo alto y muy alto de sufrir un accidente es Lleida, con un 39,8% de su red viaria, mientras que Tarragona es la que tiene menos, con un 16%.

En toda la red viaria catalana, los kilómetros de riesgo muy alto representan un 16% del total analizado (unos 6.343 kilómetros, más de la mitad de todas las carreteras), en los que tiene lugar el 92% de la movilidad y en los que se han registrado el 78% de los muertos y heridos graves de los últimos tres años.

Por el contrario, los kilómetros con un índice muy bajo y bajo han subido un 38% en los últimos seis años, hasta alcanzar un 47% del total de las carreteras de Catalunya. Entre estos tramos destacan la T-11, a su paso por Reus; la C-42, entre L’Aldea y Tortosa; la B-40, de Viladecavalls a Terrassa, o la Ll-12 en Lleida.

RIESGO CERO

En el estudio de este año, 527 kilómetros tienen un riesgo igual a cero; por tanto, un 8,3% de la red estudiada por el EuroRap no ha tenido ningún accidente mortal o con heridos graves en los últimos tres años.

Los especialistas del estudio europeo destacan que los tramos con mayor riesgo para los conductores se presentan de forma sistemática en las vías de calzada única, con intensidades de tráfico medianas o bajas, mientras que los tramos con más concentración de accidentes se registran en las vías con elevadas intensidades de tráfico.