Ir a contenido

GIRA AFRICANA DEL PONTÍFICE

El Papa pide unidad a la República Centroafricana para superar el conflicto interreligioso

Catherine Samba-Panz, presidenta interina, pide "perdón" por la violencia de su país y anima a sus compatriotas a hacer lo mismo

El papa ha sido recibido por la presidenta interina de la República Centroafricana a su llegada al aeropuerto de la capital, Bangui

El papa ha sido recibido por la presidenta interina de la República Centroafricana a su llegada al aeropuerto de la capital, Bangui / REUTERS / SIEGFRIED MODOLA

El papa Francisco ha pedido hoy al Gobierno de transición de la República Centroafricana y a sus ciudadanos que se inspiren en el lema del país, "unidad, dignidad y trabajo", para superar el conflicto interreligioso que en los últimos dos años ha costado la vida a miles de personas.

Tras reunirse con la presidenta de la transición, Catherine Samba-Panza, y con miembros del cuerpo diplomático, el Pontífice ha felicitado a las autoridades nacionales e internacionales "por los esfuerzos que han realizado para dirigir el país en esta etapa".

República Centroafricana celebrará un referéndum constitucional el próximo 13 de diciembre, y dos semanas después tendrán lugar las elecciones presidenciales, dos eventos que culminarán la transición y deberían permitir el comienzo de la reconstrucción del país.

LOS POLÍTICOS DEBEN DAR EJEMPLO

En opinión de Francisco, unidad, dignidad y trabajo son tres palabras que expresan "las aspiraciones de todos los centroafricanos" y son una "brújula segura para las autoridades que han de guiar los destinos del país", pues representan "más una obra por hacer que un programa acabado".

Durante el discurso, pronunciado en el palacio presidencial, el Papa ha llamado la atención a la clase política y ha asegurado que las autoridades deben "ser un ejemplo para sus compatriotas".

"Se ha de vivir y construir teniendo en cuenta la maravillosa diversidad del mundo, evitando la tentación de tener miedo de los demás, del que no nos es familiar, del que no pertenece a nuestro grupo étnico", ha añadido el Pontífice.

SALVAGUARDAR LA DIGNIDAD

El Papa también ha recordado que "hay que hacer lo que sea para salvaguardar la condición y dignidad de la persona humana", y ha pedido que aquellos que tienen medios para vivir traten de "ayudar a los pobres" para que puedan llevar una vida "acorde con la dignidad humana".

Por ello, el acceso a la educación y a la sanidad, la lucha contra la desnutrición y el esfuerzo por asegurar una vivienda digna, han de ser la prioridad de cualquier plan de desarrollo, ha puntualizado Jorge Bergoglio.

República Centroafricana es un país con una "excepcional riqueza en biodiversidad" y se encuentra en una zona considerada como "uno de los dos pulmones de la humanidad", por lo que sus habitantes pueden "mejorar esta maravillosa tierra" usando con responsabilidad sus recursos.

El Papa también ha tenido palabras de agradecimiento para la comunidad internacional, a la que ha conminado a reforzar sus lazos con el Gobierno centroafricano para que el país progrese hacia la "reconciliación", el "desarme" y la "preservación de la paz".

LA PRESIDENTA PIDE PERDÓN POR LA VIOLENCIA

La presidenta de la República Centroafricana, Catherine Samba-Panza, ha pedido "perdón" en nombre de la clase dirigente y de los responsables de lo que ha llamado "descenso a los infiernos", en alusión a la violencia de su país, y ha animado a sus compatriotas a hacer lo mismo tras recibir al papa Francisco.

Samba-Panza ha elogiado la "lección de coraje y determinación" que el pontífice ha demostrado al viajar a Bangui, capital de República Centroafricana, donde le ha recibido hoy en la sede presidencial, el Palacio del Renacimiento.

"Todos los hijos e hijas de este país deben reconocer sus faltas y pedir perdón, un perdón sincero que su bendición transformará en un nuevo pavimento para la reconstrucción del país", ha subrayado la mandataria.