18 sep 2020

Ir a contenido

FIN DE SEMANA NEGRO

La violencia machista se cobra tres nuevas víctimas en 24 horas

En Llíria, un individuo asesina en plena calle a su excompañera y a la madre de esta

Un hombre mata en un cortijo de Baena a su pareja de 28 años y después se suicida

LAURA L. DAVID / VALENCIA

Este domingo, un día después de que decenas de miles de personas de toda España clamaran en las calles de Madrid contra la violencia machista, se conoció que tres mujeres habían sido asesinadas por dos hombres en las poblaciones de Baena (Córdoba) y Llíria (Valencia) como consecuencia de esta lacra social.

En Baena, el cadáver de una mujer de 28 años fue encontrado en un cortijo junto al de su pareja, de 51 años. Fuentes cercanas a la investigación explicaron que se baraja la posibilidad de que el hombre se hubiera suicidado tras disparar y matar primero a la joven, con la que convivía. El hallazgo de los dos cuerpos se produjo el sábado por la noche, tan solo horas después de que acabara la protesta en Madrid contra la violencia machista. Los investigadores están a la espera del resultado de las autopsias. La fallecida no había presentado denuncia alguna por malos tratos contra su pareja.

NECESIDAD DE DENUNCIAR

Tras expresar su «repulsa» y su «condena» por este «nuevo crimen por violencia de género», el delegado de Gobierno en AndalucíaAntonio Sanz, hizo un llamamiento para que la «responsabilidad de denunciar sea asumida por toda la sociedad y no recaiga solo sobre las víctimas». A su juicio, «es fundamental que toda la sociedad sea consciente de la necesidad de advertir a las autoridades cuando se perciba el más mínimo indicio de violencia doméstica o de maltrato del entorno». «El Gobierno no va cejar en la lucha contra el machismo y la violencia de género y seguirá impulsando todas las medidas a su alcance para proteger a las víctimas y perseguir a los maltratadores», aseguró Sanz.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, por su parte, condenó el crimen de Baena, aunque también aprovechó para denunciar los recortes en la lucha contra la violencia machista «que ha aplicado, año tras año, el PP».

DOBLE CRIMEN EN VALENCIA

La otras dos víctimas de este fin de semana negro residían en la población valenciana de Llíria. Un hombre de unos de 40 años ha matado este domingo en plena calle a tiros a su expareja y a la madre de esta. Según fuentes municipales, el agresor tenía una orden de alejamiento sobre su expareja sentimental y ya no residía en la localidad. Después de disparar sobre las mujeres, el individuo se dio a la fuga a pie.

Los hechos sucedieron pasadas las cinco de la tarde cuando el hombre bajó de un coche y, según el alcalde del municipio, Mariano Civera, disparó a «bocajarro» en la calle Duque de Llíria a ambas mujeres, que en ese momento paseaban con un carrito y el hijo de cuatro años de una de las víctimas. El niño resultó ileso y fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil. Una unidad del SAMU se desplazó hasta el lugar de los hechos. Una de las mujeres ya estaba muerta cuando llegaron y la otra murió poco después.

La Guardia Civil y la Policía Local de Llíria cercaron  y peinaron la zona inmediatamente en busca del sospechoso, del que desconocían su identidad, aunque tenían su descripción, y recomendaron a los vecinos que no salieran de casa. El agresor fue buscado por los alrededores de la localidad y por los caminos secundarios  de la zona, pero fue él mismo quien, en torno a las once de la noche, se entregó en la comandancia de la Guardia Civil de Valencia.

El alcalde de Llíria explicó que la mujer fallecida de más edad era conocida en el pueblo porque tenía un puesto en el mercadillo que se celebra cada jueves. Agregó que vivía con su hija en la localidad desde que esta se separó de su pareja y denunció los malos tratos.