05 ago 2020

Ir a contenido

CRISIS MIGRATORIA EN EUROPA

El primer grupo de refugiados llega a España mañana con 19 personas

La mayoría de los asilados son eritreos y ninguno de ellos irá a Catalunya

La Generalitat y los ayuntamientos se quejan de la lentitud y la falta de información

VÍCTOR VARGAS LLAMAS / BARCELONA

Con retraso y con cuentagotas, mañana empezarán a llegar a España los primeros refugiados venidos a Europa huyendo de los conflictos bélicos que masacran a la población civil de sus lugares de origen, en Asia África.

Serán 19 personas, la mayoría de origen eritreo, y procedentes de Italia, el país en el que permanecían de manera provisional a la espera de un destino definitivo, según anunció la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros. Ninguno de esos asilados llegará a Catalunya, donde Generalitat ayuntamientos se exasperan ante la lentitud del proceso coordinado por la Unión Europea y por la falta de información, tanto desde Bruselas como desde Madrid.

NECESIDADES ESPECÍFICAS

Las autoridades italianas y españolas están terminando los detalles de un traslado que, según Santamaría, está pendiente de «los procesos de documentación y organización del viaje». La dirigente expuso que la mayoría de los refugiados son eritreos y hay también «algún sirio», al tiempo que avanzó que el Ministerio de Empleo está analizando los perfiles de los inmigrantes, dado que algunos de ellos presentan «necesidades muy específicas». Para dar cobertura a esas prioridades, la vicepresidenta destacó que el Gobierno está manteniendo contactos con oenegés y autonomías para concretar qué destinos serán los más idóneos para los refugiados.

Sin embargo, las autoridades catalanas lamentan el «limbo» en el que se encuentran en la actualidad, sin la menor información sobre el estado del proceso ni de la previsión de cuándo comenzarán a llegar los primeros refugiados. El coordinador de la Generalitat para la acogida a los refugiados, Àngel Miret, destacó que hace más de un mes que el Ejecutivo central «no convoca a las autonomías» y que desde entonces toda la información que les llega es gracias a la «fluida relación» que mantienen con la Creu Roja, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y la Asociación Comisión Católica Española de Migraciones (ACCEM). No obstante, Miret destacó que es «muy probable que el Estado se encuentre limitado también» por la falta de concreción de Bruselas, pero confirmó que la noticia sobre el primer contingente de refugiados no llegó al Govern a través de los cauces oficiales.

LENTITUD

Una sensación muy similar es la que viven los ayuntamientos catalanes que hasta el momento esperan infructuosamente la llegada de refugiados. Es el caso del consistorio barcelonés, donde están contrariados por la «lentitud exasperante» de las autoridades comunitarias y con «la falta de transparencia y de comunicación que mantiene el Ejecutivo de Madrid».

Antes del anuncio del Gobierno de Mariano Rajoy, Ada Colau cuestionó la forma en que Bruselas está gestionando una crisis humanitaria de tal magnitud al no estar «garantizando el derecho al asilo». También pidió una «ruta segura para detener las muertes de miles de niños, mujeres y hombres» en su huida a Europa. La cifra de 19 inmigrantes contrasta con las previsiones de hasta 1.200 asilados que la propia Colau anunció que acogería Catalunya de los cerca de 6.000 que se estimaba que habrían aterrizado en España a estas alturas.