REPERCUSIONES DEL TEMPORAL

Mueren cuatro ancianas en la inundación de una residencia en Agramunt

El río Sió se ha desbordado y el agua ha entrado en el semisótano del centro geriátrico

Tres de las cinco personas que han sobrevivido estaban sujetadas al colchón, lo que ha permitido que flotaran y no se ahogaran

La inundación afectó el sótano del geriátrico de Agramunt. 

La inundación afectó el sótano del geriátrico de Agramunt.  / EL PERIÓDICO

Se lee en minutos
GUILLEM SÂNCHEZ / AGRAMUNT

Cuatro ancianas han muerto y otras cinco personas han resultado heridas la pasada madrugada al inundarse el semisótano de un edificio que alberga el geriátrico Ribera del Sió en Agramunt (Lleida), después de desbordarse el río Sió, por el fuerte  temporal que ha afectado a Catalunyatemporal. Algunos de los ancianos, con movilidad reducida, estaban atados.Todos estos se encuentran entre las personas rescatadas con vida, que han sobrevivido porque el colchón al que estaban sujetos por consejo médico les ha hecho de flotador. Las cuatro fallecidas estaban sin atar. El resto de las plantas no ha sufrido ninguna afectación.

Los hechos han ocurrido pasadas las cuatro de la madrugada en la Residencia Ribera del Sió, situada en la calle de Els Horts de Agramunt, muy cercana al río. Los bomberos han sido alertados de la inundación y de la desaparición de nueve personas de movilidad reducida en el semisótano de la finca.

Cinco de los ancianos han podido ser rescatados sanos y salvos, pero no ha ocurrido lo mismo con las otras cuatro, que han sido halladas por los bomberos en las habitaciones ahogadas. El nivel en el interior de las habitaciones ha superado los dos metros de altura, dejando tan solo unos pocos palmos de aire entre el agua y el techo. En ese espacio los cinco supervivientes, tres de los cuales estaban sujetos al colchón por consejo médico y permiso de las familias, como ha explicado el director médico del centro, Joan Loscos,, han aguardado flotando sobre sus colchones unas dos horas hasta la llegada de los Bombers. Las cuatro fallecidas, sin embargo, no estaban atadas.

Eran todas ellas personas de movilidad reducida que, presumiblemente, han abandonado sus camas sobresaltadas por la inundación. Pero la bravura de la crecida combinada con su debilidad las ha vencido. A la espera de la autopsia, que hará aflorar un diagnóstico definitivo, todo parece indicar que las cuatro han muerto ahogadas.

En esta planta dormían nueve ancianos de los 63 que acoge el centro. Las víctimas estaban distribuidas en cinco habitaciones distintas: una individual y el resto dobles.

UNA TRAMPA MORTAL

La residencia está construida sobre un terreno con jardín en forma de ‘L’ de unos 1.500 metros de superficie. Esta área queda por debajo del nivel de la orilla del río, que cruza a unos 20 metros. Al jardín se accede por una rampa descendente, que esta madrugada se ha convertido en la trampa mortal de los ancianos. Por aquí se ha colado rápidamente el agua de la crecida del Sió.

En pocos minutos ha convertido la planta inferior del edificio, también el jardín, en una gigantesca piscina de más de 3.000 metros cúbicos de líquido.  Vecinos de la zona han explicado a este diario que no habían visto una crecida como la de esta madrugada en 70 años.

INUNDACIÓN EN 30 MINUTOS

La residencia, que se encuentra muy próxima al río Sió, albergaba a 63 personas y, aunque se ha valorado el traslado de algunos de los residentes a un centro asistencial municipal, finalmente se ha optado por que siguieran en la misma, al quedar la situación parcialmente normalizada. No obstante hay problemas de suministro.

La residencia superó satisfactoriamente la última inspección de la Generalitat en mayo del 2014 con todas sus instalaciones en regla.

Según el Departament de Bienestar Social i Família de la Generalitat, la inspección no detectó ninguna anomalía en el funcionamiento de la residencia, que tenía la ratio de personal correcta y todas las instalaciones adecuadas.

Se trata de una residencia geriátrica privada gestionada por una empresa familiar que se registró en abril del 2005 y fue acreditada por la Generalitat en diciembre de ese mismo año.

PABELLÓN HABILITADO

Noticias relacionadas

Protecció Civil de la Generalitat ha activado a cinco trabajadores sociales y ha habilitado un pabellón en Agramunt (Lleida) para atender a las familias de los cuatra ancianas fallecidos y los cinco afectados. Creu Roja está trabajando en el lugar y ha aportado mantas y material, y a las 9.45 horas ya se habían trasladado al pabellón varios familiares.

El consistorio tiene previsto decretar tres días de duelo en Agramunt y celebrará un pleno extraordinario este mismo martes para expresar su apoyo y solidaridad con los familiares de las víctimas.