Ir a contenido

quedó semihundido en el atlántico

Localizados con vida los tres tripulantes del helicóptero del Ejército accidentado

El siniestro se ha producido a 280 millas de Gran Canaria

Un helicóptero del 802 escuadrón del Ejército del Aire con tres militares a bordo ha sufrido un accidente a 280 millas de Gando (Gran Canaria), según ha informado el Ministerio de Defensa. El aparato, que había despegado de la localidad mauritana de Nouadibou, ha desaparecido en el Atlántico sobre las 14.05 hora Zulú (13.05 hora en España). Los tres tripulantes del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) han sido rescatados con vida, según ha informado el Ejército del Aire horas después.

El aparato, un AS 332 'Super Puma' del 802 escuadrón, con base en Gando, en la isla de Gran Canaria, quedó semihundido en el Atlántico cuando regresaba a la base canaria desde la localidad mauritana de Nouadibou.  Los tres ocupantes del 'Super Puma', un capitán, un teniente y un sargento, han sido localizados con vida por el F-18 del Ala 46 que participaba en las labores de búsqueda y trasladados a una patrullera marroquí.

Un helicóptero marroquí de rescate ha localizado la aeronave flotando, visualizando una balsa y bengalas encendidas. 

El helicóptero del Ejército del Aire había despegado de la localidad mauritana de Nouadibou, donde había repostado procedente de Dakar, a las 13.13 hora Zulú y tenía prevista su llegada a Gando (Gran Canaria) a las 16.45 hora Zulú. Sobre las 14.05 desapareció en el Atlántico cuando se encontraba a 280 millas náuticas de su destino y a 40 millas náuticas al suroeste de Dakhla.

En ese momento, la baliza de la aeronave comenzó a emitir señales de alerta, aunque la posición del aparato hacía imposible el contacto a través de la radio al no tener cobertura. En ese momento, no obstante, se puso en marcha desde Gando un dispositivo de búsqueda y rescate formado por un F-18 y un Delta 4 de alerta.

Defensa ha informado de que el titular de esta cartera, Pedro Morenés, mantuvo una conversación telefónica con su homólogo marroquí, Abdelatif Louidi, solicitándole la ayuda de la fuerza aérea del país vecino, sumando al dispositivo de búsqueda un Puma del Servicio Aéreo de Rescate de Marruecos que se encontraba en zonas próximas a la posición de la baliza.

Este avión informaba sobre las 18.30 hora canaria de la localización de un helicóptero flotando en el mar junto a una balsa en la que se veían bengalas encendidas.