VUELTA AL COLE

En tiempos de crisis, material escolar barato pero seguro

Comparar precios, evitar las compras compulsivas y consultar por internet son algunas recomendaciones para evitar el elevado coste de la vuelta al cole

3
Se lee en minutos

EFE

Lápices, rotuladores, estuches, pegamentos, gomas de borrar y acuarelas regresan en septiembre con la vuelta al cole a la lista de la compra de las familias, que se deben ajustar el cinturón para conseguir los mejores precios pero sin olvidar la seguridad para los más pequeños. Comparar antes de gastar y aprovechar las ofertas y descuentos son algunos de los principales consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para amortiguar el importante desembolso al que se enfrentan los padres en septiembre.

La OCU también propone planificar un presupuesto para evitar las compras "compulsivas", reutilizar aquel material escolar que esté en buenas condiciones e incluso participar en plataformas de trueque e intercambio para impulsar el consumo colaborativo. Un informe del portal web Tiendeo revela que el gasto durante la vuelta al cole puede oscilar de 290 a 1.025 euros (sin incluir los libros de texto y matrículas) y, dependiendo de dónde se compre una mochila, puede costar desde 4 a 60 euros.

Pero, además del impacto para las tarjetas de crédito que supone equipar las mochilas de los niños, algunos materiales pueden suponer un riesgo para su salud, causado en ocasiones por la falta de información que presenta el producto. En este sentido, el portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid advierte que las irregularidades más frecuentes que aparecen en los materiales escolares se refieren al etiquetado.

Es esencial que recoja el nombre del producto, del fabricante y su domicilio, las advertencias de seguridad y las instrucciones de uso, para un uso seguro y correcto del producto, indica el portal. También recuerda que la plastilina, acuarelas o pintura para dedos son efectos escolares que pueden considerarse "juguetes" y por tanto, deben llevar en su etiqueta el marcado CE (Conformidad Europea). Materiales como pegamentos y pinturas, entre otros productos que puedan resultar "tóxicos", deben indicar su composición junto a símbolos e indicaciones de peligro.

Por riesgo a sufrir intoxicación, asfixia o daños en el aparato digestivo, este portal del consumidor recuerda que están prohibidos los que tengan forma, color, olor o aspecto de alimento, como puede ser una goma de borrar con forma y olor de fresa. Por otro lado, un sondeo desarrollado por Tiendeo determina que el 85 % de los consumidores planifican con antelación sus compras de regreso a clases, por lo que se puede llegar a ahorrar hasta 730 euros. Sin embargo, según la misma encuesta, más de la mitad de los usuarios gastará entre 200 y 500 euros en estas compras y un 47 % afirma que el regreso a clase será más costoso que el año pasado. Los catálogos de los grandes almacenes siguen siendo los más consultados, según este portal, aunque los consumidores pueden encontrar también, ofertas en pequeños establecimientos.

Y en un informe de consumo del Observatorio Cetelem se subraya la importancia de la información visual en las etiquetas, pues un estudio desarrollado junto a varios organismos de consumo revela que 6 de cada 10 españoles opina que los pictogramas que acompañan a los productos son confusos.

Noticias relacionadas

A esta confusión se une los que admiten que adquieren el producto sin preocuparse más por ello (36 %) frente a los que reconocen fijarse siempre en estos símbolos y figuras, sólo un 20 %. El reciente estudio concluye que los consumidores recordarían mejor el significado de los pictogramas si éstos se asignan a productos concretos, por lo que el 86 % asiente que conoce distinguir los que aparecen en juguetes y el 90 % conoce los indican que se trata de sustancias peligrosas.

Comparar precios, evitar las compras compulsivas, consultar por internet e informarse acerca de la seguridad del material escolar son algunas de las recomendaciones de todos los expertos en consumo para que la vuelta al cole no resulte demasiado costosa ni para el bolsillo ni para la salud.