Los menores de 16 años no podrán contraer matrimonio en España a partir de mañana

El artículo 48 del Código Civil permite al juez de primera instancia "dispensar con justa causa y a instancia de parte" el impedimento de edad

2
Se lee en minutos

EUROPA PRESS / MADRID

Los menores de 16 años no podrán contraer matrimonio en España a partir de este miércoles, cuando entrará en vigor la parte de la Ley de Jurisdicción Voluntaria que ha elevado a esta edad el mínimo para poder casarse y ha eliminado la posibilidad de que un juez autorice a hacerlo a quienes hayan cumplido los 14.

Aunque en la actualidad el matrimonio está reservado para adultos, el artículo 48 del Código Civil permite al juez de primera instancia "dispensar con justa causa y a instancia de parte" el impedimento de edad, para lo que el tribunal declaraba emancipado al menor si había cumplido los 14 y le autorizaba a casarse.

En España se han casado de este modo 28.685 niños y niñas con 15 años o menos desde 1975, en una tendencia que ha ido a la baja hasta convertirse en casi excepcional: Si en los 70 se casaban cada año cerca de 2.000 niños (en su mayoría niñas), desde el año 2000 se han registrado en total 360, conforme los datos del Instituto Nacional de Estadística.

No obstante, si se incluye a los chicos y chicas de 16 y 17 años la cifra aumenta, con un total de 74 menores de edad casados el año pasado y 99 durante el anterior. Tanto el Comité sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas como el Consejo de Europa y distintas ONG especializadas venían pidiendo a España que elevase el mínimo, el más bajo de la Unión Europea, hasta los 16 pero para excepciones, dejando en 18 la edad mínima por norma para casarse.

A partir de este miércoles, el juez ya no podrá dictar una dispensa de edad ni emancipar a un niño de 14 años para que se case. Sólo podrán contraer matrimonio en España quienes hayan cumplido ya los 16 y estén emancipados, cosa que se declara por concesión de los que ostenten la patria potestad o por concesión judicial pero siempre a partir de esta edad, conforme impone la nueva norma.

Noticias relacionadas

"Aunque en España el dato del número de matrimonios en los que al menos un conyugue es menor de 18 años era desde hace unos años irrelevante desde un punto de vista estadístico, la medida constituirá un impedimento más para evitar prácticas puntuales pero de enorme gravedad como lo son los casos de matrimonios forzados", explica el presidente de la Plataforma de Infancia, Carlos Martínez-Almeida.

En su opinión, la medida, que va acompañada de una reforma del Código Penal que eleva de 13 a 16 años la edad mínima para que una relación sexual se considere consentida, "amplía el marco de protección de los niños y niñas en España, evitando abusos de mayores a menores, facilitando la lucha contra la pederastia y los matrimonios forzosos y mejorando, de este modo, la coherencia de la legislación nacional en línea con la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en España".