12 jul 2020

Ir a contenido

El corazón y los riñones del niño enfermo de difteria funcionan con máquinas

El menor sigue estable dentro de la gravedad en el hospital Vall d'Hebron

Pau, el niño de seis años que está ingresado por difteria en la UCI del hospital Vall d'Hebron de Barcelona, "sigue estable y sin cambios dentro de la gravedad", ha informado a Efe.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, explicó este lunes tras visitar al menor en el hospital, en compañía del conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, que "el niño tiene las funciones renal, respiratoria y cardiaca sustituidas con máquinas", ya que su cuerpo prácticamente dejó de funcionar hace una semana.

El ministro dijo además que habrá que esperar unos días para ver cómo evoluciona, pero que conociendo esa unidad (de trasplante cardiaco del hospital), "hay que confiar en un pronóstico favorable y positivo".

Si los pulmones y los riñones del menor reinician su actividad, el niño será objeto de un transplante cardíaco, ya que la infección ha dejado el corazón prácticamente irrecuperable. Los padres del pequeño se han instalado en un hotel próximo al Vall d'Hebron.