Radioaficionados, una media de edad ya mayor

El colectivo da conferencias en escuelas para divulgar su afición entre los jóvenes

1
Se lee en minutos
CARMEN JANÉ / BARCELONA

La actividad de los radioaficionados, que en estos tiempos de móviles e internet todavía desarrollan unas 4.500 personas en toda Catalunya, apenas gana nuevos adeptos. Entre diciembre del 2014 y marzo del 2015, en toda Catalunya se registraron 20 nuevas altas, según el censo del Ministerio de Industria. La provincia de Barcelona es la que tiene más radioaficionados registrados de toda España, unos 2.902. La media de edad actualmente es de 52 años, con una mayor concentración en la franja de los 40 a 49 años, según Federación Digital EA (Fediea). Muchas asociaciones dan charlas en escuelas para expandir su afición,

Noticias relacionadas

Sin embargo, las asociaciones reivindican su importancia y recuerdan que un móvil es básicamente un equipo de radio. «Es la afición científica más grande, porque podemos escuchar planetas como hacen los astrónomos y hay que tener nociones de física o ingeniería para construir los aparatos. Acabas sabiendo de técnicas digitales, antenas, comunicaciones espaciales, física, electrónica, propagación de la señal...», afirma Enric Fraile, profesor de La Salle. E inglés, porque es el idioma universal en las comunicaciones por radio, descartado ya el código Morse, que es la forma de comunicación básica a distancia.

Para ser radioaficionado se requiere un equipo mínimo fijo que cada uno se encarga de ir ampliando y mejorando, en función de sus posibilidades y recursos, y que llega a ocupar una buena mesa, además de una antena que ha de poderse orientar según por dónde se quiera comunicar. Pero también pueden retransmitir al raso, con un radioenlace y una batería, que puede ser solar, que les permite autonomía sin fluido eléctrico.