DESPLIEGUE DE LA 'LEY WERT'

80.000 alumnos de 3º de primaria, citados al primer test de la LOMCE

Familias, maestros y estudiantes animan a los padres catalanes a boicotear las pruebas

Los contrarios al examen temen que los resultados se usen para hacer ránkings

Padres de la Escola del Bosc protestan el primer día de las pruebas de tercero de primaria.

Padres de la Escola del Bosc protestan el primer día de las pruebas de tercero de primaria. / JOAN PUIG

2
Se lee en minutos
MARÍA JESÚS IBÁÑEZ
BARCELONA

En torno a 80.000 alumnos catalanes de tercer curso de primaria (de entre 8 y 9 años) están llamados a someterse, a partir de hoy y hasta el próximo 15 de mayo, a la primera de las varias pruebas de evaluación previstas en la ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), pese a que, a priori, la Conselleria d'Ensenyament se ha declarado contraria a esta normativa, que ha recurrido ante el Tribunal Constitucional. La realización del test, cuya organización corresponde a las comunidades autónomas, cuenta en Catalunya con el rechazo de las principales asociaciones de padres, de sindicatos de estudiantes y de maestros y de la Xarxa d'Escoles Insubmises (XEI), que instan a los progenitores a hacerles boicot.

La resistencia no será fácil de mantener, ya que los exámenes, tal y como los ha planteado Ensenyament, obligarán a las escuelas a dedicarles varias jornadas lectivas. «Son unas pruebas muy largas, con formulaciones muy densas para unos niños que no están acostumbrados a este tipo de tests», advertía la semana pasada la directora de un colegio de Barcelona. «Les tendremos que dedicar unas cuantas horas de clase, posiblemente a lo largo de varios días», agregaba una maestra de otro centro, del área metropolitana, tras analizar los borradores facilitados por la conselleria a las escuelas.

La mayoría de colegios consultados por este diario estiman que serán necesarios entre dos y cuatro días para completar las pruebas, aunque hay quien no descarta que sean algunos más. Además de unos exámenes escritos de CatalánCastellano Matemáticas, los niños tendrán que realizar un ejercicio de expresión oral individual, que organizativamente será complicado.

Los promotores del boicot insisten, no obstante, en «que se haga visible desde el minuto cero la oposición a una ley que dinamita la escuela pública catalana, democrática, inclusiva, laica y coeducativa», argumentó ayer la XEI en un comunicado. El colectivo calcula que serán «centenares» las familias que secundarán el plante en escuelas del Barcelonès, Baix Llobregat, Maresme, Garraf, Terres de l'Ebre y Girona.

USO INADECUADO 

Uno de los principales recelos de los opositores es que las pruebas «no buscan evaluar el sistema educativo sino al propio estudiante», denuncian CCOO UGT, que consideran que el test representa «un desprecio total» hacia el trabajo diario de los profesores. Ambos sindicatos alertan contra la utilización de los resultados para hacer ránkings de centros, lo que «solo conseguirá estigmatizar» a los que atienden a estudiantes con más dificultades.

También la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa) advierte a cerca del uso que se haga de estas pruebas. «No sabemos si constarán en el expediente, si servirán como criterio para la promoción de curso o si cada comunidad y centro tomarán una decisión distinta», objeta la entidad, que anima a las familias a que sus hijos no se presenten al examen.

DEFENSA DE LA GENERALITAT

Noticias relacionadas

Las pruebas diagnósticas de tercero de primaria que hoy inician los alumnos catalanes, servirán, según la LOMCE, para detectar si el estudiante presenta problemas de aprendizaje en Catalán, Castellano y Matemáticas. Serán, dice la ley, pruebas basadas en competencias. Asturias y Andalucía, no obstante, ya han dicho que este año no las harán.

La 'consellera' de Ensenyament, Irene Rigau, en cambio, defiende este examen, porque, en su opinión, a diferencia de otras comunidades, esta «no es una prueba impuesta por la LOMCE». «Las escuelas catalanas realizan, desde el año 2000, una prueba diagnóstica a mitad de primaria y lo que hace la LOMCE es coincidir con una prueba que en Catalunya tiene una larga historia», alega.