Informáticos urgen a promover la formación en su sector, con una ocupación superior al 94% y demanda de profesionales

Un informe aounta apunta la importancia de promover la formación de jóvenes y personas en situación de desempleo en el sector de la tecnología y tecnologías de la información

Se lee en minutos

EUROPA PRESS / MADRID

El Consejo de Colegios de Ingenieros en Informática (CCII) ha presentado este viernes el 'Informe sobre la Situación Laboral Profesionales de las TIC', cuya primera conclusión apunta a la importancia de promover la formación de jóvenes y personas en situación de desempleo en el sector de la tecnología y tecnologías de la información (cuya tasa de ocupación actual supera el 95%) para aprovechar el "gran yacimiento de empleo" que está generando en España y en Europa, estimado en 1,3 millones de puestos de trabajo de aquí a 2020.

"Es un tren para nuestra competitividad y nuestra economía que no debemos perder --ha subrayado el presidente del consejo, Juan Pablo Peñarrubia-- Es muy importante que haya políticas públicas y receptividad por parte de la población porque, en una sociedad tan dinámica como la nuestra, esa necesidad no va a ser indefinida. Si no lo hacemos nosotros la resolverán otros de otros países, ya sean latinoamericanos, indios, de china".

El estudio, en cuya presentación han participado también la directora general del Servicio Público de Empleo Estatal, María de los Reyes Zatarain, y el vicepresidente primero del CCII, Fernando Suárez, consiste en una encuesta a más de 3.000 profesionales del sector de la informática tanto con formación en ingeniería informática como sin está titulación.

NO SOLO HOMBRES Y NO SOLO INGENIEROS

La "fotografía" que muestra, según ha indicado Suárez, es la de un grupo de profesionales relativamente jóven, con una media de edad de 37 años, en el que el grupo mayoritario lo forman hombres (más del 82%) de entre 31 y 45 años (62%) y principamente con estudios de segundo ciclo (el 58,9%, equivalente a ingeniero).

Con respecto a esto, Peñarrubia ha subrayado, por un lado, la "masculinización" del sector, que a su juicio provoca que "se está perdiendo muchísimo talento". Ante esta situación, ha recomendado sensibilizar desde las primeras edades para romper los "arquetipos de género" que pueden estar condicionando el acceso de mujeres a profesiones del ámbito de la informática y la tecnología.

Además, ha indicado también que no todas las profesiones del sector de las TIC precisan de un título de ingeniero sino que, en el marco de la economía digital, "están emergiendo cantidad de nuevas funciones y roles para personas que no necesitan tener un nivel altísimo de conocimiento" y que necesitan preparación únicamente para "hacer uso intensivo de las herramientas informáticas disponibles".

El informe subraya también que el sector tiene una tasa de ocupación superior al 95%. De entre quienes trabajan, la mayoría (el 70,6%) lo hacen con un contrato indefinido, frente a un 16,6 que tiene contrato temporal, el 9% es funcionario y el 3,8% tiene un contrato de prácticas. Prácticamente la totalidad de los que trabajan (94,9%) lo hacen a tiempo completo.

Entre las funciones que desempeñan estos profesionales están las tareas de programador (20,9%), jefe de proyectos o mandos intermedios(20,6%), analistas o arquitectos de sistema (17,7%), técnicos o administradores de sistemas (12,4%) o profesores e investigadores (9,7%), principalmente.

Más de la mitad de ellos tienen puestos de responsabilidad en equipos de trabajo (52,4%), el 15,3 ostenta responsabilidades sobre un área o departamento de su empresa y el 5,3 lo hace sobre toda la compañía, mientras que el 27,1% trabaja en puestos sin responsabilidad sobre otros trabajadores.

En cuanto a la remuneración económica, casi la mitad (47,3%) tiene un salario que oscila entre los 30.000 y 60.000 euros anuales y un porcentaje cercano (41,6%) recibe una remuneración de entre 12.000 y 30.000 euros anuales. Del resto, un 7,8 recibe más de 60.000 euros al año y un 3,3%, menos de 12.000 euros al año.

LA MAYORÍA NO ESTÁN SATISFECHOS CON SU PUESTO Y SALARIO

Los responsables del estudio han destacado el dato de que el 61% de los trabajadores se muestra "insatisfecho" con su posición profesional actual, debido principalmente al salario y responsabilidad. De hecho, el 43,5% de estos indica que su insatisfacción no se debe a la empresa sino al puesto que desempeña en ella, y el 44,2% estaría dispuesto a cambiar de organización para progresar y aumentar su remuneración.

Para el presidente del CCII, el principal factor que explica esto es "la compresión del momento económico, que ha afectado a las empresas a todos los niveles", incluidos los salarios y la progresión profesional. Por ello, se ha mostrado convencido de que, conforme se afiance la recuperación económica, "esta situación cambiará rápidamente". "Las capacidades de asumir responsabilidades y el potencial directivo de estos profesionales están ahí", ha asegurado.

La directora general del Servicio Público de Empleo ha enmarcado la situación que muestra el informe en un escenario que, en los últimos 15 años, ha incrementado sus cifras de empleo en un 63%.

"Hay más de 400.000 personas trabajando y facturan alrededor de 90.0000 millones de euros. Es un sector estratégico para la economía en un momento particularmente importante en España y lo será todavía más en el futuro", ha explicado.

Tanto Zatarain como Peñarrubia han incidido en la necesidad de arbitrar medidas para mejorar la formación y la capacitación en competencias digitales y uso y gestión de las TIC tanto para los trabajadores como para los estudiantes y personas en situación de desempleo, para lo que han subrayado la importancia de desarrollar la Formación Profesional.

Con respecto a esto, la dirigente del organismo público ha asegurado que las reformas para impulsar la FP y sentar las bases de la FP Dual y la reforma laboral son dos medidas que contribuyen a avanzar en esta dirección. "Ahora, en marzo teníamos 341.000 contratos de formación y aprendizaje que suponen una oportunidad para personas que estaban desempleadas y que ahora están trabajando y, además, cualificándose", ha subrayado.

Aún así, Peñarrubia ha incidido en la necesidad de elaborar un plan para integrar estos contenidos en el sistema educativo de forma continuada, que sirva también para coordinar las acciones puntuales que se llevan a cabo, y evitar que el contacto con la informática y las TIC se limite a "algo que se hizo una vez a los 5 años y ya está, o una charla de una profesional que fue al colegio cuando tenían 7 años". "Tiene que tener una continuidad para que cuando llegue al momento de elegir la carrera ya haya cultivado ese interés", ha manifestado.

El presidente del CCII ha destacado además los beneficios que supone introducir estos contenidos en el programa educativo no solamente para incrementar el número de personas que eligen itinerarios profesionales relacionados con la ciencia y la tecnología sino por la aportación que permite enseñar "pensamiento computacional".

Te puede interesar

"Es muy importante que llegue a todos un modo de pensar y de proceder ordenado, estructurado y organizado y que vean que existe un método para obtener soluciones exactas a cada problema. Si se cultiva desde niño, son más receptivos al mundo de la ciencia y al mundo de la ingeniería en general", ha asegurado.

Por su parte, Suárez ha puesto de manifiesto que, pese a que el sistema educativo actual pone el acento sobre una comprensión de un mundo "regido por la física y la química", en la actualidad, "cada vez más, está regido también por las normas de la computación".