27 sep 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN EN EEUU

Los divorciados tienen más riesgo de sufrir un ataque al corazón, según un estudio

Las mujeres están más expuestas que los hombres, que ven alejar el peligro si se vuelven a casar

La salud de las mujeres se resiente más de un divorcio, según el estudio publicado en EEUU.

La salud de las mujeres se resiente más de un divorcio, según el estudio publicado en EEUU.

Los divorciados tienen más riesgo de sufrir un ataque al corazón que los casados. Es la conclusión de un estudio médico realizado en Estados Unidos entre 15.000 personas y que esta semana ha publicado la revista 'Circulation'. Las mujeres están más expuestas que los hombres ya que, una vez divorciadas, ya no ven reducido el peligro de paro cardiaco, a diferencia de los hombres que, si se vuelven a casar, sí ven disminuir ese riesgo.

Según el director del estudio, el doctor Matthew E. Dupre, del Duke Clinical Research Institute de Durham (Carolina del Norte), las mujeres que se han divorciado una vez y los hombres que se han divorciado al menos dos veces tienen más probabilidades de sufrir un ataque al corazón que las personas casadas. En el caso de las mujeres que hayan pasado por un divorcio al menos dos veces el riesgo es comparable al de tener diabetes o presión arterial alta.

Volverse a casar solo reduce el riesgo en el caso de los hombres, han concluido los investigadores, que han analizado a 15.000 adultos --ninguno de ellos soltero-- de entre 45 y 80 años en un periodo que va de 1992 al 2010. Al inicio del estudio, un 14% de hombres y un 19% de mujeres estaban divorciados. Al final del periodo, más de un tercio de los participantes en la investigación se habían divorciado al menos una vez.

INVESTIGACIÓN A LO LARGO DE 18 AÑOS

A lo largo de los 18 años de investigación, un total de 1.211 personas sufrieron un ataque al corazón, mayoritariamente personas que habían pasado por un divorcio.

Las mujeres con un divorcio a sus espaldas tenían un 24% más de posibilidades de tener un ataque al corazón que aquellas que seguían casadas. El riesgo se elevaba al 77% en el caso de las mujeres divorciadas al menos dos veces. En el caso de que se volvieran a casar, el peligro era un 35% superior.

Para los hombres, el peligro solo se daba en aquellos que se habían divorciado al menos dos veces. Tenían un 30% más de posibilidades que aquellos que seguían casados o que se volvían a casar.

CAUTELA MÉDICA

"Estudios anteriores ya sugerían que la ruptura matrimonial tenía mayor impacto en la salud de las mujeres que en los hombres. Las razones no se conocen del todo, pero creemos que las mujeres sufren mayores pérdidas económicas y estrés emocional que los hombres", ha explicado el doctro Dupre. "Los hombres tienden más a volverse a casar que las mujeres y lo hacen, además, antes", ha añadido el director del estudio.

'Dupre ha admitido que aunque los resultados muestran una importante evidencia de que el divorcio aumenta el riesgo de crisis cardiaca, no se ha evaluado el impacto de otros factores como el estrés, la ansiedad, la pérdida de apoyos sociales o de una eventual medicación.

El estudio ha sido acogido con cautela. La presidenta de la American Heart Association, Donna Arnett, ha señalado que aunque los resultados son interesantes, deben tomarse con precaución. "Necesitamos analizar los factores económicos y sociales que puedan haber en esta asociación de divorcio y ataque al corazón, especialmente en el caso de las mujeres", ha apuntado.

En la misma línea, la British Heart Foundation ha reclamado más investigación antes de que el divorcio se clasifique como factor de riesgo mayor de ataque al corazón.