EL DRAMA DE LA INMIGRACIÓN

Primera querella de un inmigrante que fue devuelto en caliente

Nyame aporta como prueba un vídeo que grabó él mismo desde la valla de Melilla

El denunciante alcanzó el CETI tras seis saltos frustrados por la Guardia Civil

El abogado de Renaud Nyame, Andrés García, durante la rueda de prensa sobre la querella.

El abogado de Renaud Nyame, Andrés García, durante la rueda de prensa sobre la querella. / ACN / GUILLEM SÁNCHEZ

2
Se lee en minutos
MARÍA G. SAN NARCISO / BARCELONA

Hace meses que se vienen denunciando devoluciones en caliente en Melilla. Pero ayer, por primera vez, un inmigrante presentó una querella por haber sido objeto de una, exactamente el 1 de mayo del 2014. Se trata de Renaud Nyame, conocido como Belletti, un subsahariano de 32 años que actualmente se encuentra en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca.

«Es un caso clave», explicó ayer su abogado, Andrés García, que centra la querella criminal, interpuesta en el Juzgado número 2 de Melilla, contra el jefe del dispositivo de la Guardia Civil. Es la primera vez que se denuncia un caso de devolución en caliente aportando vídeos como prueba, uno de ellos grabado por el propio Nyame subido en la valla.

«En ningún momento se le ofreció un intérprete, ni se le abrió un expediente de devolución, ni se le dio la posibilidad de demandar asilo, ni se respetó la legislación de extranjería en lo que respecta a las personas que entran de forma ilegal en territorio español», explicó García.

A pesar de que Nyame solo denuncia los hechos acaecidos el 1 de mayo, por el material probatorio, no era la primera vez que, según él, veía su intento de entrada en España frustrado por una devolución en caliente. El joven subsahariano salió de su país en el 2011. Según su relato, durante tres años residió en el monte Gurugú y hasta seis veces llegó a encaramarse a la valla. La quinta vez, explicó su pareja, la fotoperiodista Teresa Palomo, fue devuelto a territorio marroquí «inconsciente, con una herida que le costó seis meses de hospital y más de 80 puntos de sutura». La séptima vez, en un salto el 28 de mayo del 2014, logró entrar junto a unas 400 personas.

«Renaud es un chaval que tiene el cuerpo cosido entero de esas seis veces que la Guardia Civil española se lo ha entregado al Ejército criminal marroquí», denunció José Palazón, director de la oenegé Prodein, que también acudió a la rueda de prensa.

Una vez en territorio español fue al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla. Según denuncia, allí, la Guardia Civil le ofreció regularizar su situación en España si accedía a colaborar explicando lo que sabía sobre el tráfico ilegal de personas. Nyame asegura que se negó porque carecía de datos. Una de estas supuestas conversaciones fue grabada con el móvil por Nyame, que también la hizo pública.

Noticias relacionadas

La negativa a hablar, según su defensa, tuvo como consecuencia que Nyame quedara bloqueado en la ciudad autónoma y de que ahora, desde el 24 de febrero, se encuentre interno en el CIE de la Zona Franca, después de que le fuesen a buscar al domicilio donde residía a la una y media de la madrugada para llevárselo.

Ayer por la mañana, varios colectivos entregaron 700 firmas en la Subdelegación del Gobierno en Barcelona para exigir la libertad de Nyame y lograr que se convierta en portavoz de lo que ocurre en la frontera sur.