CONFLICTO CON LAS MATRONAS

Los enfermeros denuncian a las 'doulas' por poner en riesgo a madres y bebés

"Llevan a cabo prácticas sectarias que llegan al canibalismo", denuncia el Consejo General de los sanitarios

Una madre, con su bebé, hace gimnasia en un parque de Barcelona.

Una madre, con su bebé, hace gimnasia en un parque de Barcelona. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
MANUEL VILASERÓ / MADRID

El Consejo General de Enfermería ha presentado este lunes una investigación según la cual las denominadas doulas, personas que sin la calificación profesional necesaria aconsejan y acompañan a las embarazadas, están "poniendo en grave riesgo la salud de las madres y de sus hijos", en ocasiones incluso "con prácticas de tipo sectario como el canibalismo" al inducir a las madres a consumir su placenta.

El presidente de la organización que representa a los enfermeros, Máximo González Jurado, ha explicado que la investigación se inició hace tres años a raíz de la denuncia que les hizo llegar una madre que prefiere mantenerse en el anonimato. A partir de ahí han descubierto que en España actúan una 547 "falsas matronas" que llegan incluso a atender partos en domicilio y muchas veces se erigen en intermediarias entre el personal sanitario y la embarazada dificultado la labor de los médicos.

Esas actividades las llevan a cabo monitoras de baile, de esquí, cocineras, ingenieras industriales, gimnastas, periodistas, etc. Los únicos requisitos para acceder a los cursillos para ser doula son ser mujer, haber dado a luz un niño y pagar más de 2.000 euros "en dinero negro" con formadores sin ningún tipo de cualificación. Ello frente a las matronas, que han cursado un grado de cuatro años, más dos de residencia. Por el acompañamiento de un embarazo, un parto y el posparto se llegan a cobrar unos 1.200 euros, también sin pasar por Hacienda, dado que se trata de una actividad que no está regulada.

Noticias relacionadas

González Jurado ha culpado al Ministerio de Sanidad de permitir estas "prácticas ilegales" pese a las advertencias lanzadas por su organización, que denunciará el caso ante la Fiscalía General del Estado. El consejo pidió el pasado año que se retirara la referencia a la doulas incluida en la Estrategia por el Parto Natural del Ministerio de Sanidad pero este respondió que "no se tocará hasta que se revise el documento en su totalidad".

El informe sostiene que la actividad de las doulas llega a vulnerar hasta 8 competencias generales de las matronas, 10 competencias específicas y 42 subcompetencias. Por tanto, prosigue, cualquier consejo, práctica, asistencia o acto que lleve a cabo una doula para prestar servicios a una mujer embarazada o su hijo es "irregular".