Imputados 16 guardias civiles por la tragedia de Tarajal

El 6 de febrero de 2014 murieron al menos 15 inmigrantes cuando trataban de entrar a nado a Ceuta

Agentes de la Guardia Civil retiran el cuerpo de un subsahariano encontrado en la playa de Tarajal de Ceuta.

Agentes de la Guardia Civil retiran el cuerpo de un subsahariano encontrado en la playa de Tarajal de Ceuta. / EFE / REDUAN DRIS REGRAGUI

1
Se lee en minutos

Un total de 16 guardias civiles tendrán que prestar declaración en calidad de imputados ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta por lo sucedido el 6 de febrero del 2014 junto a la playa ceutí de Tarajal, donde al menos 15 inmigrantes perdieron la vida intentando alcanzar a nado suelo español mientras agentes del Instituto Armado disparaban pelotas de goma y botes de humo para disuadirles.

En la resolución, la jueza cita a declarar a un total de 16 agentes, que deberán comparecer de cuatro en cuatro entre el 3 y el 11 de marzo ante el juzgado, que retoma así la instrucción de la causa después de que la Audiencia Nacional rechazase hacerse cargo de la misma por considerar que el tribunal ceutí tenía competencias para hacerlo.

La citación hace referencia al artículo 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el mismo que regula el derecho de defensa ante la imputación por un acto punible, es decir, que los guardias civiles declararán en calidad de imputados.

Noticias relacionadas

Es la primera vez desde que se iniciaron las actuaciones judiciales a instancias de un grupo de oenegés entre las que figuran la Coordinadora de Barrios CEAR, que agentes de la Guardia Civil comparecerán ante el juzgado. Hasta el momento, la magistrada había tenido conocimiento de su versión de los hechos mediante un informe elaborado por la Policía Judicial de la Comandancia en la ciudad autónoma que recopilaba declaraciones de los presentes aquella mañana en Tarajal.

La instrucción se abrió para investigar un presunto delito de homicidio por imprudencia y trata de dilucidar si la actuación de las fuerzas de seguridad en la playa aquella mañana tuvo relación causa efecto con las muertes de al menos cinco migrantes, aquellos cuyos cadáveres fueron recuperados en aguas españolas.