Ir a contenido

LUCHA CONTRA LA EXCLUSIÓN

El Govern reabrirá comedores en los institutos para chicos sin recursos

CiU y ERC pactan asegurar este servicio para evitar que vayan a comedores sociales

La Generalitat deberá garantizar el servicio de comedor escolar y las becas de comedor en los institutos públicos catalanes a aquellos «alumnos de secundaria que lo necesiten», aunque hagan jornada intensiva, según consta en el proyecto de Presupuestos del 2015, tras una enmienda de ERC aceptada por el Govern. El nuevo texto llega tras el veto de CiU y ERC la semana pasada a una propuesta de ICV-EUiA para asegurar por ley el acceso de los alumnos vulnerables a las becas de comedor.

La portavoz de ERC en la comisión mixta de Ensenyament con el Govern, Anna Simó, explicó a Europa Press que la iniciativa parte del pacto contra la pobreza de febrero del 2014, en el que se acordó derivar a comedores escolares de primaria a alumnos de ESO con déficits alimentarios, lo que ya se ha hecho en el curso actual.

La enmienda quiere asegurar la opción de que se abran estos espacios en los institutos -el 85% hacen jornada intensiva y muchos no tienen ya comedor-, puesto que «no es lo mismo redistribuir a alumnos en centros de primaria» que el hecho de que los niños se puedan quedar en el instituto con sus compañeros.

AYUDAS SOCIALES / Algunas oenegés, como Cáritas y Creu Roja, atienden a estudiantes de secundaria sin recursos en sus comedores sociales o con vales de comida para sus familias, para que puedan ir a comer a sus casas, como hacen el resto de sus compañeros. Solo Creu Roja asiste este curso a 350 alumnos.

Según el portavoz de la Federació d'Associacions de Mares i Pares d'Alumnes d'Ensenyament Secundari de Catalunya (Fapaes), Pere Farriol, ir a centros de primaria o a comedores sociales puede «estigmatizar» a los estudiantes de ESO porque se ven diferentes. «Lo que nos interesa es que todos los alumnos tengan cubiertas las necesidades, que no se les derive a comedores sociales adaptados. Lo óptimo sería que se abrieran los comedores de ESO», afirmó.

La directora general de atención a la familia y a la comunidad educativa de la Conselleria d'Ensenyament, Meritxell Ruiz, explicó que ya existe la opción de abrir los comedores de secundaria si hay suficientes alumnos con necesidades, y que este curso se han dado 2.500 becas de comedor para la ESO. Según Ensenyament, la jornada compactada ya alcanza al 85% de todos los institutos catalanes, quince puntos más que en su implantación en el curso 2012-2013. «Muchos han cerrado el comedor porque no lo pide la gente», señala Ruiz.

La enmienda de ERC a los Presupuestos del 2015 también introduce que Ensenyament tenga una «partida extraordinaria» de tres millones de euros para ayudas a los gastos de comedor en las guarderías, con el mismo criterio que en primaria.

Temas: Pobreza

0 Comentarios
cargando