25 sep 2020

Ir a contenido

Los insumisos a la 'ley Wert' critican que la Generalitat no apueste por una escuela «laica e inclusiva»

Consideran que el modelo debe ser el sistema aconfesional que se está potenciando en Francia

M. J. I. / BARCELONA

A la espera de poder analizar con detalle el contenido de los dos decretos adelantados por la 'consellera' Rigau, la Xarxa d’Escoles Insubmises, que promueve la no aplicación de la LOMCE en Catalunya, consideró ayer el anuncio de Ensenyament como «un nuevo malabarismo de la Generalitat, un gesto teatral y vacío ante la ofensiva que supone la ley del ministro Wert», denunció una portavoz del colectivo. La plataforma lamenta que Ensenyament no haya apostado por una «escuela laica, aconfesional e inclusiva, como están haciendo países como Francia».

La red ha empezado a movilizarse mientras tanto para impedir el desarrollo de la nueva formación profesional básica, «que es un camino de no retorno para el alumno», declara la entidad.

LA PROMESA DEL 'PRESIDENT'

Con la presentación de los nuevos currículos de primaria y secundaria por parte de la consellera de Ensenyament, Irene Rigau, la Generalitat interpreta que efectivamente, tal y como anunció el pasado 14 de enero el presidente de la Generalitat, Artur Mas, «el próximo curso escolar empezará de acuerdo con la legislación catalana, sin tener en cuenta normativas lesivas e impropias».

La comunidad educativa (profesores, padres de alumnos, estudiantes y pedagogos) recibió, en su momento, la promesa de Mas con más recelo que entusiasmo, al considerarla de difícil cumplimiento.