TRAS LA EMISIÓN DE 'CIUTAT MORTA'

El Ayuntamiento insta a la fiscalía a reabrir el caso 4-F

El teniente de alcalde de Seguridad, Joaquim Forn, asegura que el consistorio investigará si los dos policías que testificaron contra los condenados y que están en la cárcel por un delito de torturas, por otro caso, fueron encubiertos por otros agentes

Los cinco minutos censurados del documental ’Ciutat Morta’. / YOUTUBE

3
Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Barcelona enviará un escrito a la fiscalía en el que adjuntará el documental 'Ciutat Morta' y le pedirá que actúe en caso de que considere que hay nuevas pruebas relacionadas con el 'caso 4-F'. El primer teniente de alcalde de Seguridad, Joaquim Forn, ha anunciado en rueda de prensa que a petición del alcalde y con el consenso de todos los grupos políticos municipales se enviará este escrito a la fiscalía y que también le remitirá cualquier prueba que obtenga la Guardia Urbana en la investigación interna que llevará a cabo.

El teniente de alcalde ha señalado que ha sido determinante para que el ayuntamiento haya dado ahora este paso que en el documental se afirme que hay un posible testimonio, que no se identifica, que desdice la versión oficial que inculpa a los condenados y asegura que él sabe quién lanzó el objeto que dejó tetrapléjico a un guardia urbano.

En este sentido, Forn ha pedido a quienes tengan nuevas pruebas que las aporten y ha asegurado que él no conocía el contenido del documental hasta este fin de semana, cuando lo emitió TVC, aunque hace año y medio que se estrenó, ni nadie le pidió opinión sobre lo que denuncia.

Joaquim Forn ha señalado que "las pruebas han de basarse en hechos y no en suposiciones" y que buena parte de lo que se dice en el documental ya fue expuesto ante los tribunales y hubo sentencias, incluso del Tribunal Supremo. El teniente de alcalde ha aprovechado para defender la labor de la Guardia Urbana y para poner énfasis en que ni ésta ni el ayuntamiento tienen "nada que esconder" ni "ningún inconveniente, si hay indicios" a "mirarlo todo" y "revisar cosas juzgadas".

NUEVAS INVESTIGACIONES

En este sentido, Forn se ha manifestado dispuesto a investigar además de los hechos relacionados con el caso del desalojo del Palau Alós el 4 de febrero de 2006, si los dos policías que testificaron contra los condenados y que ahora están en la cárcel por un delito de torturas por otro caso fueron encubiertos por otros agentes en este otro caso, como también revela el documental.

"Las personas que han practicado torturas están en la cárcel. Hay mecanismos internos y externos para detectarlas y se les aparta del cuerpo. Esto es lo que se ha hecho" ha destacado Forn. El primer teniente de alcalde ha manifestado que también quiere "mirar" lo relacionado con la existencia de posibles encubridores en este caso de torturas.

Sobre el hecho de que los dos exagentes encarcelados, de 34 y 38 años, estén ahora jubilados y cobren pensiones por incapacidad completa, Forn ha señalado que ésta fue una decisión del tribunal médico y que las pensiones las concede y paga el Instituto Nacional de la Seguridad Social, no el Ayuntamiento de Barcelona.

Noticias relacionadas

Joaquim Forn ha explicado que el alcalde, Xavier Trias, está dispuesto a recibir a los familiares de los condenados por los hechos del 4-F y ha recordado que cuando estaba en la oposición ya se entrevistó con alguno de ellos.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, --partido que gobernaba Barcelona cuando ocurrieron los hechos-- ha señalado que siempre que hay una alarma social y se genera debate social "la fiscalía podría perfectísimamente decir 'lo miro' y después se tendría que aceptar si hay hechos nuevos que justifiquen la reapertura del caso". Sin embargo, Iceta ha recordado que hay dos sentencias que confirman la sentencia del caso, y ha instado a los implicados a recurrir al Tribunal Constitucional o al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.