Ir a contenido

INVESTIGACIÓN POR CORRUPCIÓN DE MENORES

Críticas al juez por no alejar de los niños al profesor acusado de pedofilia de Molins de Rei

El docente siguió dando clases más de una semana tras quedar libre con cargos

Los padres tampoco descartan exigir responsabilidades a los Mossos d'Esquadra

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Padres de los alumnos del colegio concertado Sant Miquel Arcàngel de Molins de Rei (Baix Llobregat) están organizando una plataforma para exigir responsabilidades a las instancias que permitieron que el profesor C. B., tutor de quinto de primaria en esa escuela, siguiera impartiendo clases durante más de una semana, pese a haber sido detenido y puesto en libertad con cargos por un presunto delito de corrupción de menores y tenencia de pornografía infantil. La reclamación va dirigida, sobre todo, contra el juez instructor del caso, «que no dictó ninguna medida cautelar impidiendo que este señor siguiera en contacto con niños menores de edad», clamó ayer Cecilia, una de las madres afectadas.

«Es increíble, inaudito, que no se informara al colegio debidamente para que este lo apartara de las clases», lamentó la progenitora, una de las personas que está promoviendo la creación de la plataforma. El colectivo está buscando asesoramiento legal para determinar qué acciones judiciales o administrativas puede llevar a cabo.

«Hay que reconocer que la escuela ha sido tan víctima como las familias, porque no tuvo conocimiento de los hechos desde el primer momento», admitió la portavoz. «Cuando la dirección se enteró de todo, el profesor estaba dando clases a sus alumnos», subrayó.

NOCHE EN EL CALABOZO 

Pese a que la detención se produjo el pasado 1 de octubre, el docente -que pasó una noche en el calabozo de la comisaría- no abandonó su puesto de trabajo hasta este lunes, 13 de octubre, en torno al mediodía, después de que el director del centro concertado mantuviera una reunión con los servicios territoriales de Ensenyament en el Baix Llobregat. La 'conselleria', que había conocido los hechos «a finales de la semana pasada», había convocado al director «el lunes, a primera hora, para ponerle al corriente de la situación». «Al tratarse de un centro privado, era a la empresa titular a quien correspondía adoptar medidas al respecto», puntualizaron ayer fuentes de Ensenyament.

La petición de responsabilidades por parte de los padres incluirá también a los Mossos d'Esquadra, por no haberles prevenido, ni a ellos ni al centro. «Aunque nos aseguran lo contrario, ahora mismo no existe ninguna garantía de que este docente no mantuviera ningún contacto con alguno de nuestros hijos», denunció Cecilia, la madre portavoz. Prueba de ello, añadió, es que «la policía sigue investigando al maestro para aclarar si ha cometido algún abuso sexual contra más menores», agregó.

NIÑOS NERVIOSOS 

A Ensenyament, las familias le reprochan la situación de abandono en que se han encontrado después de conocer los antecedentes del tutor arrestado. «Habría estado bien cierto asesoramiento psicopedagógico», reclamó la progenitora. Los alumnos del docente, aseguró, «pasaron la noche nerviosos y sin acabar de comprender bien qué ha pasado». «Y los padres, la verdad, no sabemos cómo abordar un tema tan delicado. Es difícil», concluyó.