07 ago 2020

Ir a contenido

tras un accidente de tráfico mortal

Juzgado un padre que intentó vengar la muerte de su hijo

La fiscalía pide seis años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y amenazas

EUROPA PRESS / JAÉN

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Jaén ha iniciado el juicio de un hombre identificado como M.N.C. al que se acusa de un delito de homicidio en grado de tentativa y de otro de amenazas. La acusación mantiene que intentó matar, por venganza, al conductor del coche que colisionó contra la motocicleta en la que circulaba su hijo, en un accidente que le costó la vida.

ACCIDENTE DE TRÁFICO

Según consta en el escrito de la fiscalía, el origen del caso se remonta al 9 de noviembre del 2011, cuando se produjo una colisión entre un vehículo conducido por N.A.G. y una motocicleta en la que circulaba M.N.M., hijo del ahora procesado, en el cruce de las calles de Camilo José Cela y de Antonio Muñoz Molina de Peal de Becerro (Jaén).

Como consecuencia de esta colisión, el conductor de la motocicleta "falleció a los tres días", tras haber sido inicialmente trasladado al Hospital 'San Juan de la Cruz' de Úbeda, según detalla el escrito de calificación.

"Desde ese momento fatal y tras el resultado posterior del procedimiento (...), el procesado fue desarrollando un deseo de venganza" contra N.A.G., al que el encartado se encontró el 15 de diciembre del 2012 cuando circulaba a bordo de un turismo por la avenida Juan Carlos I de Peal.

PRESUNTO DELITO POR VENGANZA

A la altura del número 22 de dicha avenida, el acusado "observó cómo N.A.G. procedía a abrir la puerta de su vehículo para montarse en él", momento en el que el procesado, siempre según la versión del fiscal, "con ánimo de atentar contra la vida e integridad física, giró el volante hacia la derecha, embistiendo con su vehículo" a la víctima.

N.A.G. "quedó atrapado junto a la puerta delantera izquierda de su vehículo", mientras que el procesado se bajó de su coche "con un bate de madera" dirigiéndose hacia donde aquel se encontraba "herido", y le manifestó "con el palo en alto 'te voy a matar, con esta parte del coche mataste a mi hijo'", tras lo cual intentó "agarrar" a dicha persona, si bien fue "sujetado" por quienes "allí se encontraban".

ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

La fiscalía considera que estos hechos constituyen un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de amenazas que atribuye a M.N.C., para quien solicita una pena de cinco años de cárcel por el primero y uno por el segundo.

En total, pide seis años de prisión además de una prohibición de aproximarse a la víctima a una distancia inferior a 100 metros y de comunicarse con él durante cinco años. De igual modo, el Ministerio Público quiere que el procesado indemnice a N.A.G. con 300 euros "por las lesiones sufridas" y con 1.335,35 euros por los daños sufridos en el vehículo de éste.