Ir a contenido

IMPLANTACIÓN DE LA REFORMA EDUCATIVA

Rigau admite un ligero despunte de la demanda de escuela bilingüe

La Fapac insiste a los colegios para que se declaren en contra de la reforma de Wert

Convivencia Cívica asegura que hay en 85 centros y Ensenyament lo niega sin dar cifras

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ
BARCELONA

Las solicitudes de estudiantes catalanes que demandan ser escolarizados en castellano han experimentado un ligero aumento en las últimas semanas, admitió ayer la Conselleria d'Ensenyament, que describió el despunte como un «goteo gradual». Como ya indicó la consellera Irene Rigau en el acto de presentación del curso 2014-2015, celebrado el pasado 5 de septiembre, esta reacción era de esperar con la entrada en vigor de la ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) y, en particular, del decreto sobre la escolarización en castellano, que prevé que la Generalitat pague escuelas privadas a los alumnos que no tengan esta oferta en una escuela pública de su municipio.

Con todo, durante el periodo oficial de matriculación, cuyo plazo terminó a finales de junio, el número de solicitudes de escolares que pidieron una educación bilingüe se mantuvo similar al de cursos anteriores. «Son unas 40 familias, posiblemente las mismas que lo vienen pidiendo desde hace ya unos años», dijo Rigau hace dos semanas. Ayer, la plataforma Convivencia Cívica Catalana, que agrupa a estas familias, envió un comunicado en el que aseguró que «ha habido un incremento sustancial del interés de los padres catalanes» por el bilingüismo y dijo que hay peticiones en 85 escuelas de 39 localidades (aunque en la nota solo cita 26, seis de la provincia de Tarragona y la veintena restante, de Barcelona).

Ensenyament desmintió rotundamente este dato, pero sin ofrecer ningún dato. «Han llegado nuevas peticiones, eso sí, pero ha sido un goteo, en ningún caso se han duplicado», se limitó a replicar el departamento, que alegó que «hay que revisar los expedientes y comprobar si reúnen los requisitos» para negarse a dar sus cifras.

Tampoco el Ministerio de Educación facilita más información. El martes, José Ignacio Wert dijo que es imposible tener la cifra, ya que los centros catalanes no incluyen en su formulario de preinscripción una casilla para solicitar la educación bilingüe. Hay que esperar a que los padres lo soliciten, vía internet, a la Alta Inspección Educativa, dijo.

Mientras tanto, la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Catalunya (Fapac) urgió ayer a todas las escuelas a aprobar en su primer consejo escolar una declaración de rechazo a la LOMCE. La entidad ha enviado a 2.100 ampas unas instrucciones para explicar los pasos a seguir para que los centros se adhieran al manifiesto. Hasta ahora, una treintena de escuelas se han declarado insumisas a la LOMCE, integradas en la Red de Escuelas Insumisas.