10 jul 2020

Ir a contenido

Compromiso roto

La Generalitat anuncia a las farmacias que este mes no les pagará, ni con retraso

Los farmacéuticos consideran "inadmisible que la Administración vuelva a financiarse con los proveedores"

Venta de medicamentos en una farmacia.

Venta de medicamentos en una farmacia. / DANNY CAMINAL

La Generalitat ha roto su compromiso de pago mensual a las farmacias, aunque fuera con 25 días de retraso, y este martes ha anunciado al Consell de Col.legi de Farmacèutics de Catalunya que no tiene dinero para pagarles en septiembre, con lo que volverá a aumentar el retraso que se había comprometido a saldar en 2014.

Fuentes del consejo del colegio han afirmado que "es inadmisible que la Administración vuelva a financiarse con los proveedores, con el agravante de poner en riesgo la calidad de los servicios sanitarios" y han reivindicado que este asunto sea objeto de debate en el Parlament.

La Generalitat tenía que pagar este mes la factura de los medicamentos dispensados en julio, que asciende a 119,7 millones de euros, y que estaba previsto cobrar a finales de septiembre, con 25 días de retraso con respecto a la fecha de factura y una media de dos meses desde que los dispensaron, pero el anuncio de que la tesorería del gobierno catalán está vacía ha causado ahora de nuevo sorpresa y desasosiego en el colectivo farmacéutico.

Desde el 2011, las farmacias sufren irregularidades en el pago y, aunque llegaron a soportar hasta 4 meses de deuda en noviembre de 2013, el Fondo de Liquidez Autonómico y el compromiso de la Generalitat de regularizar este año los pagos mensuales calmó los ánimos de los 3.000 boticarios catalanes.

A finales del año pasado, la administración catalana se comprometió por escrito a abonar, aunque con retraso, una factura cada mes y a intentar saldar la deuda durante el 2014.

Durante los ocho primeros meses de este año, CatSalut ha cumplido su compromiso y ha pagado cada mes, aunque lo hacía el día 30 en vez del 5, como estipula el concierto vigente.

Fuentes del Consell de Col.legi de Farmacèutics de Catalunya han dicho que "si el próximo día 30 se confirma el impago anunciado por la Generalitat, habrá vulnerado este compromiso y se volverá a cobrar con un retraso de 55 días".

También defienden que este sea un motivo de debate en el Parlament, "pues afecta no sólo a los profesionales sanitarios, sino al conjunto de ciudadanos y a la gestión de los recursos disponibles", según un portavoz de los farmacéuticos.

Los farmacéuticos han revelado que, además, la factura del mes de julio, que es la que tenían que cobrar en septiembre, accedieron a cerrarla 12 horas antes de la facturación ordinaria "para que una cifra más baja garantizara a la administración poderla incluir en estos mecanismos".