POLÍTICAS EDUCATIVAS

Un informe del ministerio revela un recorte de 75 millones en becas

Wert dice que la cifra no es definitiva y sostiene que es la mayor de la historia

Acusa al sistema anterior de insostenible y de acumular una deuda de mil millones

2
Se lee en minutos
IOLANDA MÀRMOL / MADRID

No son datos definitivos (falta incluir los descuentos o exenciones de matrícula de los hijos de familia numerosa), pero son suficientemente representativos como para que el Ministerio de Educación los haya incluido en su informe anual Datos y Cifras correspondiente al curso 2014-2015, presentado ayer por el ministro José Ignacio Wert. El documento, que fue fuente inmediata de controversia por la disparidad de interpretaciones que se infieren de las estadísticas que aporta, admite que el curso pasado hubo un descenso de 75 millones de euros en el capítulo de becas, que pasan de los 1.483 millones del curso 2012-2013 a los 1.408 del 2013-2014, con datos aún provisionales. Eso sí, el número de alumnos beneficiados por estas ayudas aumenta en 12.000, según indica el informe, con lo que se deduce además que cada becado recibió el curso pasado menos dinero.

Fuentes del ministerio, que insistieron en que el importe final será mayor porque en estas cifras no se ha contabilizado todavía el gasto proveniente de los alumnos exentos de tasas, aseguraron, en un comunicado enviado siete horas después de la presentación hecha por Wert ante los medios de comunicación, que «el presupuesto para becas generales del año 2014 supone la partida más alta de toda la serie histórica».

La nota no aclara, sin embargo, si el importe que en el anuario figura como correspondiente al curso 2013-2014 es el presupuesto inicial o el presupuesto finalmente liquidado. Tampoco aclara cómo se conjugan los ejercicios presupuestarios (de enero a diciembre) con los cursos académicos.

MODELO INSOSTENIBLE

Noticias relacionadas

Las mismas fuentes ministeriales aseguraron que el modelo de becas ahora en vigor «garantiza la sostenibilidad del sistema», que antes «sistemáticamente gastaba una cantidad notablemente superior a la presupuestada, generando una deuda que se aproxima a los 1.000 millones de euros. Gracias al incremento de la dotación presupuestaria en el 2014 en 250 millones de euros, se equipara lo presupuestado al gasto real, sin generar ningún tipo de deuda y garantizando un sistema sostenible».

«Wert es un experto en mover cantidades y es un gran manipulador. Pero las propias cifras del ministerio le acaban contradiciendo», replicó Mario Bedera, exsecretario de Estado de Educación y actual diputado del PSOE en el Congreso. Lo más grave, agregó Bedera, es que «esta importante reducción de la cantidad dedicada a becas se produce en un momento de crisis y en el que, además, se han disparado las tasas universitarias».