Ir a contenido

Técnicas de éxito en internet

Comprar seguidores de Instagram, tendencia en auge de márketing social

Por 1.700 euros las empresas pueden conseguir 200.000 nuevos 'amigos' en la red social de fotografías

EDUARDO LÓPEZ ALONSO / Barcelona

Los expertos en márketing y publicidad tienen a Instagram en el punto de mira. Las redes sociales son ya un canal masivo, por lo que son también una clara oportunidad para que las marcas y empresas lleguen a sus compradores potenciales a un coste menor que la publicidad en televisión o radio, por ejemplo. Pero frente a los elementos cualitativos, las redes sociales apuestan sobre todo por la cantidad.

Los costes en las plataformas oficiales de 'ads' (anuncios) de Twitter, Facebook o Instagram son bastante altos, por lo que las pequeñas y medianas empresas o negocios buscan otro tipo de alternativas que les ofrezcan los mismos resultados (impactos teóricos) a un coste menor. La compra de seguidores de instagram reales y segmentados es una alternativa. Esa segmentación ofrecida por los intermediarios será básicamente la edad y la nacionalidad, pero también es posible incorporar al algoritmo de búsqueda los gustos o hábitos de vida declarados por los usuarios. 

Actualmente, las marcas utilizan las redes sociales como complemento, pero las campañas en redes sociales pueden convertirse en la pieza central si consiguen efectos relevantes. 

Realidad y ficción

Pero la compra de información, como sucede en las técnicas convencionales, choca con el problema de la existencia masiva de datos falsos, seguidores ficticios, cuentas inventadas, perfiles múltiples y registros en desuso. Cuentas 'manchadas' o dudosas que hacen dudar de la efectividad real de esas campañas y de los teóricos éxitos generados. Los seguidores falsos ('bots') pueden llegar a poner en peligro la imagen pública de las marcas.

Los precios de la popularidad

Ante las posibilidades abiertas han aparecido intermediarios que consiguen posicionar (situar a la marca en mejor posición frente a la competencia) a las empresas en el entorno de Instagram. La idea es comprar, por ejemplo, 200.000 seguidores en esta red social por 1.700 euros. Es el caso de Comprasocialmedia.com. "Disponemos de un algoritmo de captación totalmente natural que potencia y promociona su cuenta ante millones de otras cuentas", aseguran en esta compañía. Si lo que se desea es tener seguidores de Twitter, el precio es de unos 1.000 euros por cada 150.000 seguidores. "Comprar seguidores de twitter es totalmente legal y aplicable en la red social twitter", aseguran.

Pérdida de la inocencia

También tiene precio el inofensivo 'me gusta' de Facebook. Resulta que si lo que se desea es obtener 50.000 'me gusta' en una determinada publicación del muro se tendrán que pagar 1.100 euros. Las empresas que proveen de esos servicios aseguran que están garantizados en un 100%. Todo ello indica la pérdida de la inocencia de la red de redes, donde a los automatismos siguen los autómatas y los datos comprados pasan a emponzoñar la estadística. Al final la realidad se enturbia en pro del negocio.