AI considera que las decapitaciones en Arabia Saudí son un "desprecio" a los Derechos Humanos

La organización ha afirmado que se está llevando a cabo una oleada de decapitaciones en el país

Se lee en minutos

Amnistía Internacional (AI) consideró este viernes que las decapitaciones programadas que lleva a cabo Arabia Saudí reflejan el "desprecio cruel" de las autoridades hacia los derechos humanos.

En un comunicado emitido en Londres, AI afirmó que la reciente oleada de ejecuciones llevadas a cabo en Arabia Saudí continúa imbatible, con otra decapitación programada para este lunes, 25 de agosto. Esta organización indica que la planificada decapitación de Hajras al-Qurey será la vigésimo tercera ejecución que se lleva a cabo en las últimas tres semanas, aunque "podrían llevarse a cabo más el sábado y el domingo".

Al-Qurey, de 53 años, fue condenado a muerte el 16 de enero de 2013 en la ciudad de Najran por delitos de tráfico de drogas. Fue detenido el 7 de enero de 2012 cuando cruzaba la frontera con Yemen junto con su hijo, que fue sentenciado a 20 años de prisión y 1.000 latigazos.

Ambos hombres aseguraron que fueron torturados durante los interrogatorios y que se les negó representación legal hasta su juicio. AI pidió a comienzos de esta semana a Arabia Saudí que frenara todas las ejecuciones después de que cuatro miembros de una misma familia fueran decapitados por "recibir drogas".

Te puede interesar

"La ejecución de personas acusadas de delitos insignificantes en base a 'confesiones' extraídas mediante tortura se ha convertido en algo vergonzosamente común en Arabia Saudí", afirmó este viernes en la citada nota Said Boumedouha, subdirector del programa de AI para Oriente Medio y Norte de África.

Según Boumedouha, "es absolutamente espeluznante presenciar ese desprecio cruel a los derechos humanos fundamentales". "El uso de la pena de muerte en Arabia Saudí está tan alejado de cualquier tipo de parámetro legal que es casi difícil de creer", agregó.