LA GESTIÓN DE LA EXTRANJERÍA

Un juez investiga la devolución en caliente de inmigrantes en Melilla

El juzgado número dos de instrucción actúa por la denuncia de tres oenegés

Guardias civiles que toleran palizas y el traslado ilegal de foráneos, en un vídeo

Inmigrantes encaramados a la valle de Melilla, el pasado 1 de mayo.

Inmigrantes encaramados a la valle de Melilla, el pasado 1 de mayo. / EFE / PACO GUERRERO

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Un juez de Melilla investigará los hechos sucedidos el pasado 18 de junio, cuando inmigrantes que querían saltar la valla de la ciudad autónoma para entrar en España, en Europa, fueron apaleados por guardias marroquís, que se los llevaron ilegalmente a zona de Marruecos, en lo que se conoce como una devolución en caliente, que es ilegal. Todo ello fue observado por guardias civiles que se encontraban a 15 metros y que no movieron un dedo para evitarlo. Los hechos fueron registrados en un vídeo que resulta incontestable y abona el clamor por parte de las entidades locales e internacionales centradas en la extranjería, que acusan a España de cooperar con las devoluciones en caliente a Marruecos.

El juez investigará la existencia de posibles delitos de lesiones, trato degradante, contra los derechos individuales, de coacciones, contra el deber de impedir la comisión de un delito y de prevaricación

Lo preceptivo sería que un foráneo que pisa suelo español entrase en el circuito previsto en la legislación sobre extranjería y se produjera un proceso legal antes de que se le devolviera a su país. El empujón discreto ahorra trámites y dinero.

El juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Melilla asumirá la investigación después de que Andalucía Acoge, SOS Racismo y Prodein presentarán la denuncia y aportarán la grabación de vídeo. El titular del juzgado, Emilio Lamo de Espinosa, describe las imágenes en el auto, en el que subraya que los hechos se produjeron «dentro de territorio nacional», informa Efe. Porque el territorio que hay a uno y otro lados de las vallas es español.

MARROQUÍS Y ESPAÑOLES / El juez Lamo de Espinosa recalca que las fuerzas marroquís que se llevaron a los inmigrantes, incluidos varios que estaban heridos, lo hicieron en territorio español. Y afirma que también guardias civiles participaron en el traslado ilegal. En el intento de salto del 18 junio que provocó la denuncia participaron 400 inmigrantes, de los que 150 quedaron encaramados a lo alto de la valla. La tentativa tuvo lugar a las seis de la mañana en la zona entre Río Nano y Maríguari.

El juzgado pide la identificación de los miembros de la Guardia Civil que integraron el dispositivo el 18 de junio, así como los responsables del mismo. Reclama también conocer las órdenes que se transmitieron. El juez también quiere que mediante una comisión rogatoria a Marruecos, se pregunte por las identidades de los agentes marroquís que participaron en los hechos.

Te puede interesar

SATISFACCIÓN DE LAS OENEGÉS / Las oenegés que presentaron la denuncia mostraron ayer su satisfacción por la iniciativa judicial. En un comunicado, subrayaron la importancia de que la justifica determine si se produjo un delito. El coordinador de Andalucía Acoge, José Luis Rodríguez, afirmó ayer que las violaciones de derechos en la valla de Melilla son «sistemáticas». Sin embargo, hasta que se dispuso de imágenes concluyentes no fue fácil demostrarlo. «Teníamos testimonios, conocíamos casos anteriores que podrían ser constitutivos de delito, pero las imágenes hablan por sí solas», dijo Mikel Mazkiaran, de SOS Racismo.

El 25 de julio se presentó en Barcelona el informe de la Comisión de Observación de Derechos Humanos, que acudió a Melilla la primera semana de julio a la ciudad autónoma. Su principal conclusión fue que el hecho más grave que se da en la valla lo constituyen precisamente las devoluciones en caliente.